Madrid.-Dos empates consecutivos para el Real Madrid, líder de la Liga, han abierto la carrera por el título y el Barcelona, que ha reducido la diferencia a seis puntos desde 10, intentará redoblar la presión el sábado.

El Barça, actual campeón de Liga, reduciría a tres puntos la distancia si gana en su visita al Real Mallorca a las 1700 GMT, dos horas antes de que el Madrid reciba a la Real Sociedad.

Los blancos se encaminaban a su primer título de Liga en cuatro años, trayectoria que se ha visto atascada en un espacio de cuatro días y los nervios parecen estar cobrando un precio.

Después de 11 victorias consecutivas, el Madrid obtuvo un empate 1-1 en casa ante el Málaga el pasado domingo y otro frente al Villarreal el miércoles tras conceder una falta en los últimos minutos.

Los dirigidos por el técnico portugués José Mourinho, máximos goleadores del torneo con 90 tantos de 28 partidos, han tenido problemas para cerrar sus encuentros últimamente y su frustración se hizo evidente después de que Marcos Senna empatara el miércoles al final del encuentro.

"Canguelo en el Madrid", escribió el catalán diario Sport, mientras que El País señalaba al técnico 'merengue' con el titular "Mourinho pone histérico al Madrid".

El técnico, el defensa Sergio Ramos y el creativo Mesut özil fueron expulsados del Madrigal en los últimos minutos, en una extraordinaria falta de compostura que podría tener consecuencias mayores si la federación decide intervenir.

El asistente de Mourinho, Rui Faria, ya había sido expulsado antes por quejarse, en su cuarta tarjeta roja de la temporada.

"ROBO"

El árbitro José Luis Paradas Romero, que ya expulsó a Mourinho la temporada pasada, también señaló en el acta que el defensa Pepe le había acusado de "robo" y empleado un lenguaje malsonante.

Ningún miembro del Real Madrid acudió a la rueda de prensa posterior al partido.

Sobre el papel, la Real Sociedad no debería plantear una gran amenaza, pero el Madrid necesita elevar su juego si quiere detener la caída.

El Barça se ha recuperado del golpe de su derrota 3-2 en Osasuna el mes pasado para asestar seis victorias consecutivas, con el pichichi de la Liga, Lionel Messi (34 goles), en plena forma.

El Jugador del Año ha anotado 17 veces en sus últimos siete encuentros.

Ahora tienen que enfrentarse al Mallorca, que no ha perdido en cuatro partidos fuera de casa.

"Vamos a pensar sólo en nuestros partidos, son 10 partidos en los que tenemos que ganar el máximo de puntos posible", dijo el jugador del Barça Thiago Alcántara el miércoles a la prensa.

"La ilusión es lo último que muere, debemos mantener la esperanza", dijo.

El Valencia, tercer clasificado, visita al Getafe el sábado y su técnico, Unai Emery, estará bajo presión, después de que la derrota del miércoles en Mestalla por 2-1 ante el colista Real Zaragoza provocara el enfado de los aficionados.

BVC