Son 8.2 unidades la diferencia que establecen en promedio los Toronto Raptors con sus rivales, lo cual los coloca en la segunda posición. Es la octava organización que menos puntos le permite a su rival  (103.3 puntos).

Cuando Dwane Casey llegó a los Toronto Raptors, indicó que establecería una cultura de trabajo y buscaría desarrollar una identidad defensiva. Tiene a cargo al equipo desde la campaña del 2011.

Actualmente, el representativo de Toronto ocupa la segunda posición en relación con los bloqueos (5.9) y se coloca el sexto escalón con el promedio de robos por encuentro (8.3).

Los Raptors, en lo que va de la temporada, han ganado siete de cada 10 encuentros y lideran la conferencia Este, el mayor número de victorias lo han sumado como local.

Además, es la tercera quinteta que más puntos genera (111.6 unidades), en el primer año de Dwane registraron un promedio de 90.7 puntos por encuentro.

El trabajo hecho por Dwane con Toronto le valió su participación en la presente edición del NBA All-Star Game y así se convierte en el primer entrenador de la franquicia de los Raptors en participar.

No se debe olvidar que la quinteta canadiense se encuentra entre las que menos temporadas acumula en la Liga. En el caso Dwane Casey, es el coach que más temporadas acumula con la organización y es el que más victorias suma en temporada regular y tienen cuatro participaciones sucesivas en los playoffs (tres títulos divisionales).

El originario de Morganfield, Kentucky, tiene a su cargo a la franquicia canadiense por séptimo año sucesivo y su estancia está garantizada hasta la próxima temporada. Fue en junio del 2016 que firmó un contrato por tres años y 18 millones de dólares.

Una de las razones que dio la directiva por las que ha ampliado el plazo para que Casey continúe en la organización es el trabajo realizado con la organización. Masai Ujiri, quien ocupaba el puesto de gerente general y ahora es presidente del equipo, describió que el entrenador desarrolló un cultura ganadora y “la continuidad es parte de establecer esa cultura”.

DeMar DeRozan, quien disputa su noveno año con la franquicia, describió que el entrenador les da libertad siempre y cuando se mantenga el nivel de juego.

El primer empleo de Dwane Casey fue como entrenador con los Timberwolves durante las temporadas 2005 y 2006, pero fue despedido tras una marca de 53-69.  Acumuló 14 temporadas como asistente de coach con los Seattle SuperSonics (1994-2004) y Dallas Mavericks (2008-2010).

Antes de tener a su mando a Toronto, Casey pasó tres temporadas como asistente de coach con los Maverick. Mark Cuban, propietario de Dallas, recomienda al entrenador para el representativo canadiense.

Una de las razones que dio Mark  fue que “siempre le elogiaba lo minucioso que es con todos los detalles, su comprensión del juego, su capacidad de relacionarse con los jugadores”, de acuerdo con declaraciones al periódico Toronto Sun.

Además, destacó la forma como trabaja con los jugadores más jóvenes y los va orientando hacia una filosofía defensiva. Toronto es la séptima plantilla con los jugadores más jóvenes en la presente temporada, con 25.4 años en promedio, con lo cual se encuentra empatada con los Pacers y los Nets.

[email protected]