El portero del Liverpool Loris Karius dirigió a los fanáticos de su equipo una dolorosa carta de disculpas por su desempeño erróneo durante la final de la Champions.

Por su parte, la policía abrió una investigación sobre las amenazas de muerte que saturaron las redes sociales en contra de Karius.

“Realmente no he dormido hasta ahora”, escribió Karius el domingo en sus cuentas de redes sociales. “Las escenas siguen corriendo por mi cabeza una y otra vez (...) Lo siento infinitamente por mis compañeros de equipo, por los admiradores y por todo el personal. Sé que lo eché a perder con los dos errores y los decepcioné”.

“Como dije, me gustaría retroceder el tiempo, pero eso no es posible; me siento peor porque todos sentimos que podríamos haber derrotado al Real Madrid.

“Gracias a nuestros fanáticos increíbles que vinieron a Kiev y no me dieron la espalda, inclusive después del juego. Me mostraron la gran familia que somos. Gracias y seremos más fuertes”.

Mientras tanto, el periódico The Telegraph informó que la policía de Merseyside investigará la erupción de múltiples deseos de muerte y amenazas en contra de Karius.

Uno de sus voceros confirmó que la violencia de las amenazas vertidas en las redes sociales serán tomadas con toda la seriedad que amerita.

La euforia de la Champions ha ido globalizándose en mayor medida durante los últimos años. De igual manera las pasiones podrían desbordarse.