Barcelona. El mexicano Carlos Vela marcó uno de los goles con los que la Real Sociedad derrotó 2-0 al Sevilla en el cierre de la 22 fecha de la Liga española de futbol.

Vela anotó a los 64 minutos y Rubén Pardo marcó cuatro después para el cuadro donostiarra, que amargó el debut de Miguel "Míchel" González como nuevo entrenador del Sevilla.

La Real Sociedad ganó su cuarto partido de local y superó en la clasificación al Sevilla, ahora décimo tercero con 26 puntos, uno menos que la Real Sociedad.

"Hemos jugado uno de los partidos más completos de la temporada, pero hay que seguir trabajando. El objetivo es llegar a los 45 puntos", declaró el técnico de la Real, Philippe Montanier.

El debut de Míchel tras el cese de Marcelino García Toral no remedió la mala dinámica del equipo andaluz, que suma ocho fechas sin ganar y tres derrotas al hilo.

"Los resultados no vendrán por si solos", advirtió Míchel, que consideró que su equipo jugó mejor en la segunda mitad pero el tanto de Vela "hizo mucho daño".

La Real se presentó sin el francés Antoine Griezmann en el ataque pero con un hiperactivo Vela, que tuvo el primer aviso local: un disparo al travesaño tras excelente servicio en profundidad de Pardo.

Llegarían más llegadas como un cabezazo de Imanol Agirretxe y un disparo lejano del propio Pardo, el mejor del partido.

Aunque le costó ubicarse, el Sevilla inquietó el arco del chileno Claudio Bravo, quien vio como Manu Del Moral y Alvaro Negredo dispararon ligeramente desviado.

Cinco minutos antes del descanso y tras otro aviso de Agirretxe, Vela pudo poner en ventaja al cuadro local, pero su remate fue atajado por Palop.

Con ambos equipos apremiados por los tres puntos, el ritmo incrementó en la segunda mitad.

Apoyado en la velocidad de Jesús Navas y José Antonio Reyes, el Sevilla se estiró en largas conducciones, mientras los donostiarras buscaban el gol por las bandas.

Pardo volvió a probar fortuna a los 62 y los visitantes acusaron los nervios en la siguiente jugada, que Vela convirtió en el primer gol del partido. Con la zaga visitante fuera de sitio, Xabi Prieto colgó un balón que cabeceó Mikel Aranburu y la pelota quedó para el ariete mexicano, que batió a Palop de volea.

Con el 1-0 y el Sevilla descolorido, la Real apretó por el segundo y lo consiguió cuatro minutos después en un contragolpe finalizado por Pardo.