Max Verstappen (Red Bull) por fin puso rostro nuevo en lo alto del podio. El holandés se impuso en el Gran Premio de Alemania, tras una carrera loca, en la que el británico Lewis Hamilton (Mercedes), líder del Mundial, apenas pudo ser noveno pese a haber salido desde la pole.

Hamilton tuvo un día de pesadilla, con una salida de pista, un trompo y una penalización de cinco segundos por una entrada no reglamentaria en los boxes. Terminó la carrera en undécimo lugar, aunque luego subió dos posiciones por las penalizaciones a los Alfa Romeo debido a problemas con su ajuste del embrague.

“Para el equipo ha sido una de las carreras más difíciles desde hace mucho tiempo”, admitió el británico.

En segundo lugar de la carrera quedó el local Sebastian Vettel (Ferrari), que había comenzado último en la parrilla, y tercero fue el ruso Daniil Kvyat (Toro Rosso).

El finlandés Valtteri Bottas (Mercedes) y el monegasco Charles Leclerc (Ferrari) tuvieron que abandonar por salidas de pista.

En clasificación de pilotos, Hamilton sigue líder, ahora con 41 puntos de ventaja sobre Bottas. Verstappen, tercero, se aproxima a 63 puntos del liderato y Vettel, cuarto, a 84.

“Mercedes sigue muy por delante en el campeonato y sigue siendo el equipo dominante. Fue una jornada complicada y era fácil hacer errores. Para estar a su nivel todavía tenemos trabajo”, apuntó Verstappen, que sumó su segunda victoria de la temporada, después de la lograda en Austria a finales de junio.

Verstappen consiguió además el punto al autor de la mejor vuelta en carrera, que se disputó con una lluvia que fue de más a menos a lo largo que avanzaba la prueba, tuvo un guion enloquecido, con continuos pasos por boxes para pasar de los neumáticos de lluvia a los neumáticos slick, o a la inversa. También se sucedieron distintos incidentes o accidentes, con numerosas salidas del coche de seguridad.

“Por momentos teníamos la impresión de que no se iba a acabar. Fue divertido, pero también era muy difícil saber si estabas tomando o no las decisiones correctas”, explicó Vettel.

“Fue como una película de terror salpicada de comedia negra”, valoró por su parte Kyvat, que sube al podio en una carrera por tercera vez, después de los GP de Hungría del 2015 (2º) y China del 2016 (3º). La siguiente cita del Mundial de F1 será el próximo fin de semana en Hungría.

“Me siento decepcionado”: Sergio Pérez

Sergio Pérez reconoció que se equivocó en su manejo y perdió el control de su monoplaza para impactarse contra el muro, lo cual motivó el abandono de la carrera en la tercera vuelta del GP.

“Estoy muy decepcionado conmigo mismo, cometí un error. Una regla importante en estas condiciones es no cometer errores y estoy apenado con mi equipo”, dijo el piloto de Racing Point.

“Venía acelerando, el coche acuaplaneó de la parte trasera, lo perdí y no lo pude recuperar. Era como estar en hielo. Fue error de mi parte. Una pena. Una gran disculpa a todo mi equipo”.

Pérez perdió oportunidad importante para cosechar unidades y no ha sumado puntos en el Campeonato de Pilotos desde la cuarta fecha en el GP de Azerbaiyán cuando fue sexto, por lo que se mantuvo con 13 unidades en la clasificación.