El coach español Ramón Díaz compartió que creó “un pequeño monstruo” con Capitanes de la Ciudad de México, el cual quiere concretar “la machada” en la final de los playoffs de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP).

Capitanes ganó 70-68 el domingo ante el campeón defensor Fuerza Regia de Monterrey. “Estoy contento por el pase a la final. Es un año soñado. Después de empezar de cero, ser segundo en la campaña regular y ahora estar en la final, es un sueño hecho realidad”.

En lo personal lo disfruta porque la directiva de Capitanes lo deja trabajar, confían en él en la parte deportiva y también porque los jugadores responden a lo practicado. “La verdad, qué debut soñado, año soñado y ojalá seamos capaces de terminar la machada”.

Haber eliminado al campeón defensor Fuerza Regia también destaca el trabajo del entrenador y de los basquetbolistas. “Fuimos capaces de vencer 4-1, pero la igualdad de ambos equipos se vio en tres de los partidos al definirse en los últimos segundos”.

Señaló que como franquicia de recién ingreso a la Liga Nacional de Baloncesto Profesional ya cumplió de más con objetivos, pero al llegar a semifinales, el equipo demostró que tenía hambre.

Agregó que la mezcla de jugadores experimentados con jóvenes mexicanos ha sido un poco el éxito, esa combinación de basquetbolistas que saben desempeñarse en esos minutos y segundos claves en encuentros trascendentes con el hambre de participantes novatos, que sueñan con ser campeones y cosas grandes.

“Esa mezcla ha sido capaz de crear lo que hemos creado: un pequeño monstruo con (el dominicano) Rigoberto (Martínez), (el puertorriqueño) Emmanuel (Andújar) y (el panameño) Ernesto (Oglivie), ninguno de los tres supera los 26 años y es muy importante esa hambre de título que tienen”, expresó.