Capitán América no tiene un escudo que lo proteja, ni los pectorales ni el abdomen marcado; no todos los aficionados al golf lo aman, tiene sobrepeso y algunos creen que debería dedicarse a otra cosa.

En su adolescencia fue a prisión por manejar ebrio, alguna vez lo grabaron pronunciando insultos homofóbicos; no es un superhéroe, pero sí un héroe que ayuda a las víctimas del huracán Harvey. Le gusta apoyar a las personas y no le importa lo que piensen de él.

Capitán América es cariñoso, hogareño, le gusta cargar a su hijo e hija en los brazos, juega golf y su esposa solía ser su caddie.

Además, mañana o un día de esta semana, llegará a casa y guardará el saco verde que le han entregado este domingo, y quizá lo guarde en un sitio especial.

Capitán América es Patrick Reed y es campeón de su primer major en el Masters.

—”Tú nunca serás Tiger Woods, no deberías ni siquiera estar jugando en el Tour”.

El 4 de enero, Patrick publicó en Instagram una foto de la bandera de Estados Unidos, su país, con el logo de Nike. El golfista —profesional desde el 2011— anunciaba su regreso con la compañía. Y entre los 109 comentarios que recibió, éste fue uno de ellos.

El viernes, cuando empezaba a ser protagonista en el torneo, los periodistas le preguntaron sobre que a algunos aficionados no les gustaba la idea de que él ganara o de los insultos que recibía en las redes sociales.

—No sé, quizás deberías preguntárselos a ellos, pero tampoco es que me importe mucho lo que digan en mí en Twitter.

Ayer no fue el mejor día de Patrick. Fue el peor. Tiró una ronda de 71 golpes, más de lo que había hecho las jornadas del jueves, viernes y sábado. Pero le alcanzó al Capitán América —como conocen al golfista de 27 años— para llevarse el título más importante de su carrera. Un golpe abajo quedó Rickie Flower y dos Jordan Spieth. Patrick Reed se coronó con 273 goles, 15 debajo de par en Augusta. Nunca en su vida había sido protagonista en The Masters. En el 2014 y el 2017 no libró el corte; en el 2015 fue 22 y en el 2016 en 49. ¿Por qué alguien tendría que apostar por él?

Capitán América ha brillado más por lo que ha hecho por su país que por lo que ha logrado en el green de manera individual. Tiene algunos torneos PGA pero nada fuera de lo normal; lo que sí es respetable es que, cuando integra al equipo de Estados Unidos para la Ryder Cup (EU vs Europa) y Presidents Cup (EU vs Resto del Mundo), él siempre es protagonista. En la Ryder ganó en el 2014, el 2016 y la Presidentes en el 2015 y el 2017.

Es decir, durante los cuatro años ha sido un estandarte estadounidense.

Patrick también recibirá en estos días en su cuenta bancaria casi 2 millones de dólares por el título (...) nada mal para alguien que algunos piensan ni siquiera debería estar en Tour. Y de paso en unos años, Barret, su hijo recién nacido, sabrá que su padre fue Capitán América...