El mexicano Óscar Valdez, campeón del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en la categoría superpluma, pidió el jueves que el mundo ponga más atención al deporte que practica.

Valdez derrotó el sábado a su compatriota Miguel "Alacrán" Berchelt por nocaut para quitarle el cinturón de campeón.

"Creo que hay otros deportes que nos sobrepasan como el futbol, el beisbol y el futbol americano, pero sí me gustaría que el boxeo estuviera más en la mira de los ojos a nivel mundial", dijo Valdez en videoconferencia.

"Es de los pocos deportes en el que no todos los boxeadores ganan igual, tienen mucho que ver los pesos (categorías) y tienes que tener un buen nombre, pero si estuviera más en los ojos del mundo eso cambiaría", agregó.

El boxeador de 30 años, quien participó en los Juegos Olímpicos de 2008 y 2012, registra un récord invicto de 29 triunfos, 23 de ellos por nocaut, desde su debut profesional en 2012.

Además de ser campeón superpluma del CMB, Valdez también ostenta el título pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) que ganó en 2016 ante el argentino Matías Rueda.

"Ir a dos juegos olímpicos es lo que me ha ayudado a sacar las peleas como profesional. Hay que defender este título que tanto trabajo me costó, mi meta a largo plazo es estar en la lista de los grandes boxeadores mexicanos de la historia, subir a otra categoría y coronarme campeón mundial en tres diferentes categorías", apuntó.