Con la experiencia de ocho mundiales acumulados, exseleccionados nacionales realizaron un ejercicio de retrospectiva sobre la participación mundialista de México.

"Los tiempos han cambiado mucho", expresó Claudio Suárez, el futbolista con más partidos en la selección mexicana, en relación a la difusión, comercialización e impacto del equipo nacional.

Lo que no ha cambiado son los resultados, desde 1994 se ha superado la fase de grupos en la Copa del Mundo, pero existe una genuina preocupación por la participación que tendrá el equipo en Rusia 2018.

"Lo que me preocupa es que no hay un estilo definido y esta era la generación ideal para encontrarlo. Cada entrenador quería imponer su estilo", expresó Luis Roberto Alves Zague.

La presentación del álbum de estampas Panini del mundial de Rusia 2018, fue motivo para condecorar con una estampa especial a Claudio Suárez, tres mundiales; Zague, un mundial; Ramón Morales, dos copas del mundo y Pavel Pardo, dos justas mundialistas.

Los exjugadores indican que la variable de la mentalidad será determinante para tener éxito en la justa, y que el grupo que comanda Juan Carlos Osorio tiene la ventaja de la experiencia mundialista y de jugar en ligas europeas.

"No debe ser una obsesión el quinto partido, yo quiero ver una evolución del futbol mexicano. Esta generación tiene a su favor la experiencia mundialista, que llevan hasta cuatro mundiales", señaló Luis Roberto Alves.

Mientras que Pavel Pardo indicó que los jugadores que participan en clubes europeos tienen la ventaja de competir contra los mejores equipos, lo que ayudó a cambiar la mentalidad del futbolista mexicano.

Las ventas crecen en cada mundial

Aunque el álbum Panini del Mundial se edita cada cuatro años, para la empresa es "el producto más importante", expresó Marilú Vargas, directora de mercadotecnia de Panini.

Con presencia en 130 países, Ivam Faria, director de Panini México, indicó que las ventas tienen un crecimiento sostenido en cada edición mundialista.

Sobre el costo de los sobres de estampas indicó: "hubo un incremento general por los costos de producción, pero en México todavía es mas barato que en Estados Unidos y en Asia", explicó el directivo, sobre el incremento de seis a 14 pesos por sobre.