Carlos Padilla ha liderado el Comité Olímpico Mexicano (COM) durante casi una década y después de lidiar por presupuesto público con pasadas administraciones de la Conade aún puede decir que confía en la palabra si se promete respaldo económico.

—¿Quedan cuentas pendientes del COM sobre presupuesto solicitado a la Conade?

“No, ninguna pero si llegado el momento de los Juegos fuera necesario y nos salimos de lo presupuestado, lo he hablado con Ana Gabriela Guevara y está en la disposición de apoyar con quizá 800, 000 pesos o 1 millón”.

—¿Es suficiente confiar en la palabra?

“Más que en los documentos confío más en la palabra, pero tenemos que documentarlo. Si es necesario, con la firma de un convenio para decir en qué se aplicará ese dinero para transparentarlo y rendir cuentas oportunamente, que sería dinero público del cual debemos responder, pero esto hasta el día de hoy no se ha dado”.

Padilla comentó lo anterior cuando la historia con Ana Gabriela Guevara ha sido atropellada desde su llegada a la dirección de la Conade, es decir, ha ido desde la intención de tener una relación coordinada entre ambas instituciones hasta las discrepancias por saber los medios para apoyar a los atletas, en esfuerzos opuestos para el camino rumbo a Tokio 2020. Un episodio a recordar es aquel cuando en febrero del 2020, Carlos Padilla anunciaba junto a un grupo de 22 empresarios el programa VoyxMex, que apoyaría en un inicio a 21 atletas.

Esta fue una reacción a la falta de claridad del presupuesto que se le había solicitado a la Conade. Después llegó la pandemia, frenó todo evento deportivo y trajo nuevos retos. En junio de ese mismo año, el COM indicó que para poder llevar a la delegación mexicana a Tokio (pospuestos para 2021) necesitaría 40 millones de pesos. Esto significaba un incremento de casi el triple, ya que antes de la emergencia sanitaria el costo estimado era de 14 millones.

La crisis económica que generó la pandemia propició cambios, el programa de apadrinamiento a los atletas se vino abajo, el Comité tuvo que renegociar contratos con algunas marcas patrocinadoras y como último de los pendientes resueltos hace apenas un par de meses, se encontró la fuente de ingresos para comprar los boletos de avión: Carlos Bremer, director de Value Grupo Financiero y con trato especial de la aerolínea japonesa ANA o All Nippon Airways (NH).

“Hace un año ya teníamos firmado con la aerolínea (Aeroméxico) que volaba a Tokio directamente, pero por la pandemia vinieron las consecuencias de orden económico y no se pudo negociar. Nos puso en aprietos y contratamos con la aerolínea japonesa ANNA, pero tuvimos que inyectarle dinero para los 300 boletos de la delegación. Además de considerar que se necesita el servicio de vuelos constantes, porque después de las competencias tenemos que regresar a los atletas en un tiempo determinado, la empresa ANNA lo entendió con la participación del Embajador en México (Yasushi Takase). Los vuelos no representarán erogación, pero fue uno de los obstáculos a vencer”.

-¿Cómo definiría la dificultad de obtención de recursos para el COM durante su gestión?

“Ha sido un proceso en lo general muy complicado por la pandemia que hemos atravesado y remontando los obstáculos que se iban poniendo durante un año y medio. Finalmente, llegamos a superar la meta de acreditar a más de 150 deportistas.

“Los Juegos Panamericanos nos sirvieron para tratar de que el COM sea autosuficiente, nos dimos a la tarea de fortalecer el área de mercadotecnia, lo logramos con varios patrocinadores y hemos costeado en su totalidad los gastos de la delegación mexicana rumbo a Tokio”.

Padilla, que tiene en mente candidatearse para la presidencia del Comité un cuatrienio más, es puntual al mencionar los elementos que hicieron posible que económicamente el COM costeara sus gastos: seis patrocinadores que están pactados hasta junio del 2020 para cubrir los Juegos Panamericanos Junior Cali y para los Juegos Olímpicos de invierno de Beijing. Li Ning, High Life, Médica Sur, Éviter, Sisnova, Value Grupo Financiero, donativos de empresarios, Panam Sports, Solidaridad Olímpica “que sí nos ha apoyado en lo económico pero también en la preparación y becas de los atletas” y un fondo revolvente.

Sin responder cuál es la cantidad destinada de este fondo, Padilla comenta que es un recurso que en dado de ocuparse tendrá que justificar el director de administración que está asimilado en la Jefatura de Misión. 

“Vamos caminando como se tenía previsto con los fondos existentes en el Comité y es un tema que en caso de que llegara a faltar, Carlos Padilla acudirá a las opciones que considere necesarias para tener un incremento de las cantidades iniciales, pero todos están llegando de manera adecuada, no hemos tenido dificultades, estamos serenos”, dijo a El Economista Mario García de la Torre desde Tokio. 

marisol.rojas@eleconomista.mx