Los organizadores de los Juegos Olímpicos y la Eurocopa 2020 son cada vez más optimistas de que los dos eventos deportivos más importantes del año se llevarán a cabo, aunque el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, admitió por primera vez que los fans podrían perderse los Juegos de Tokio para asegurarse de que estén a salvo.

Pese al ruido de cancelación de los Juegos por el incremento de casos de Covid en Japón, Bach desestimó las sugerencias de que los Olímpicos podrían tener que cancelarse o trasladarse y dijo que el hecho de que eventos deportivos ya se hayan llevado a cabo de manera segura le dio una mayor confianza.

“Tenemos en este momento el campeonato mundial de balonmano con 32 equipos de todo el mundo en una burbuja de 3,000 personas en Egipto. Las federaciones internacionales han organizado más de 7,000 eventos y de las 175,000 pruebas de Covid solo el 0.18% dieron positivo. Las competencias se pudieron realizar y organizar y ninguna de ellas se convirtió en un punto de acceso. Por eso tenemos tanta, tanta confianza”.

Sin embargo, cuando se le preguntó si los estadios repletos de espectadores animarían a los 10,500 atletas que competirán en Tokio, Bach fue más circunspecto.

"Esto no puedo decirte. Porque nuestra prioridad es garantizar unos Juegos Olímpicos seguros y haremos todo lo necesario para lograrlo. A todos les encantaría tener estadios a plena capacidad y las multitudes rugientes. Pero si eso no es posible, respetaremos nuestros principios, la seguridad es nuestra primera prioridad ”.

Bach también reiteró que se discute un sistema de olas para los atletas en los Juegos de Tokio, y los participantes se quedarían durante cinco días antes de ser trasladados en avión y reemplazados por aquellos cuyos eventos se produzcan más tarde. El COI no exigiría a los atletas que se apliquen la vacuna.

“No estamos a favor de que los deportistas o los campeones se salten la cola. En las primeras líneas debe estar el grupo de alto riesgo: los trabajadores de la salud y las personas que mantienen viva nuestra sociedad ”.

Un escenario similar se discute para la Eurocopa. El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, expresó en tono optimista que la situación del Covid-19 "sería muy diferente" para cuando la Eurocopa 2020 del futbol comience el 11 de junio y dejó abierta la posibilidad de que los fans sí pudieran asistir al torneo después de una reunión de la UEFA y representantes de los 12 países anfitriones, incluidos Inglaterra, Escocia e Irlanda. La UEFA ha extendido el plazo hasta abril para que los países elaboren un plan A y un plan B para los números de fans, y se le pide a cada sede anfitriona que elija entre cuatro opciones: estadios llenos, 50% llenos, 33% llenos o estadios vacíos.

“Soy optimista de que es muy probable que las cosas sean muy diferentes con respecto al virus a medida que nos acercamos al torneo y es importante que les demos a las ciudades anfitrionas y a los gobiernos el mayor tiempo posible para formular una imagen precisa de lo que será posible en junio y julio”, dijo Ceferin.

La UEFA se comprometió a celebrar la Eurocopa 2020 en las 12 ciudades previstas originalmente. La Euro es la competición emblemática del futbol de selecciones nacionales en Europa y es una fuente vital de financiación para el desarrollo del futbol base y en general. Wembley albergará las semifinales y la final del torneo, junto con los tres partidos de la fase de grupos de Inglaterra y un partido de octavos de final.

deportes@eleconomista.mx