El Comité Olímpico Internacional (COI) lanzó la carrera a los Juegos de verano del 2020, invitando a cada país a proponer el nombre de una ciudad candidata y sometiendo por primera vez a las candidaturas a un cierto número de condiciones.

Los comités nacionales olímpicos interesados tienen hasta el 29 de julio para entregar al COI las cartas en las que se comprometen a respetar las disposiciones de la Agencia Mundial Antidopaje y la competencia del Tribunal Arbitral del Deporte.

Los países que deseen organizar los Juegos fuera de las fechas tradicionales que son entre el 15 de julio y el 31 de agosto, deben también hacerlo saber antes de finales de julio.

Después, los comités olímpicos nacionales tendrán hasta el 1 de septiembre para comunicar al COI el nombre de las ciudades aspirantes. Una selección se realizará entonces teniendo en cuenta los informes y la lista de los finalistas será anunciada en mayo del 2012.

Estas últimas entregarán sus dossiers de candidaturas a más tardar el 7 de enero del 2013, antes de recibir en las semanas siguientes la visita de la Comisión de Evaluación que hará su informe en junio.

La ciudad organizadora de los Juegos Olímpicos del 2020 será elegida el 7 de septiembre del 2013 en la Asamblea que se realizará en Buenos Aires, Argentina.

Las ciudades que han levantado la mano

Hasta el momento, sólo la capital italiana Roma, que superó en una competencia doméstica a Venecia, fue anunciada oficialmente como candidata, aunque también son posibles propuestas procedentes de Sudáfrica, Japón y Medio Oriente.

Mientras que otras como Port Elizabeth y Durban, Berlín, Dubai, Tokio, así como una ciudad surcoreana, han mostrado en algún modo su interés por obtener la candidatura.

La decisión de presentar una candidatura dependerá también del resultado de la elección para los Juegos de invierno del 2018, prevista el 6 de julio en Durban, Sudáfrica.

La confirmación de Durban como candidata sería también un elemento de peso por no haberse disputado nunca los Juegos en África y parece que el COI está dispuesto a cubrir lagunas geográficas, como hizo con Río de Janeiro 2016 y Sudamérica. Inicia la carrera rumbo al 2020.