Bill Belichick ha impuesto una forma de competir en la NFL. En consecuencia, se coloca entre los cinco entrenadores que más victorias registran en fase regular y es el que más campeonatos acumula en la liga, con cuatro.

Ocupa el puesto de head coach en la liga desde 1991. La presente temporada es la número 22 y no es extraño que New England acumule una participación más en la postemporada, la número 14 aunque han sumado participaciones sucesivas desde el 2009 a la fecha .

La carrera de Bill como entrenador en jefe no siempre se ha asociado con el éxito.

Realmente arruiné todo en Cleveland , dijo Belichick a Ernie Accorsi, quien ocupó los puestos de vicepresidente ejecutivo y gerente general en Cleveland Browns (1985-1992), de acuerdo con el libro The GM. Ernie respondió que no tuvo una oportunidad.

La quinta mejor marca de una franquicia como Cleveland Browns, la registraron la fase regular de 1994, bajo el mando de su entonces head coach Belichick, lo que les permitió participar en los playoffs y llegar hasta la ronda divisional.

Llegó al equipo el 5 febrero de 1991 y fue despedido el 15 de febrero de 1996. Fue el décimo entrenador en la historia de la franquicia y en su paso por la organización ganó 45% de los duelos disputados. Bill llegó a Cleveland con el antecedente de lograr dos títulos, cuando ocupó el puesto de coordinador defensivo en los New York Giants (1985 a 1990).

Originario de Nashville, Tennessee, en esa etapa lo describen como un tipo que exigía a sus jugadores mostrar lo mejor de sí en la cancha, contaba con un método de trabajo, inteligente, amable y quien mantenía una buena relación con los jugadores.

Kirk Ferentz, quien trabajó con Bill como coach de la línea ofensiva, describió para USA Today que su tercer año fue una experiencia surrealista y añadió que el entrenador trabajaba bajo un método.

Bill hizo un trabajo magistral todo el tiempo en Cleveland. Nunca perdió la compostura , acotó.

El ala cerrada Mark Bavaro, que fue parte de la plantilla de los Browns en la campaña de 1992, indicó que escuchó que las prácticas eran duras y las reuniones muy largas y describió que Bill no ha cambiado con el tiempo.

Tiene esa personalidad que no todo el mundo entiende , abundó.

Marc Sessler escribió para el portal de la NFL que el head coach unificó la forma en que los scouts de los Browns evaluaban a los jugadores universitarios.

Además, refirió que los cambios que hizo en Cleveland, por ejemplo, prescindir del mariscal de campo Bernie Kosar, fueron con el propósito de ganar.

Cleveland tienen un lugar especial en el corazón de Bill gracias a lo que hicieron los hermanos Jim y Paul Brown por el futbol americano, declaró el head coach en octubre del 2016.

[email protected]