Sao Paulo, Bra. La Copa Mundial del 2014, que tendrá como sede Brasil, será la más cara de la historia entre la construcción de estadios e infraestructura, ya que la inversión asciende a casi 40,000 millones de dólares, de acuerdo con un sondeo de la Consultoría Legislativa del Senado local.

Sin embargo, el monto considerado no tiene ningún fundamento de acuerdo con el ministro de Deportes, Orlando Silva.

Nuestro país, dueño de varios registros en el futbol mundial, ya tiene uno más: el Mundial más caro de todos los tiempos , aseguró Alexandre Guimaraes, consultor legislativo del Senado para las áreas de Turismo y Deporte.

INVERSIÓN PARA EL MUNDIAL

En la cuenta están incluidos los 33,000 millones de reales anunciados por la presidenta Dilma Rousseff para obras de infraestructura de la Copa, 7,000 millones para gastos en estadios por parte del sector público y 20,000 millones que serán puestos a disposición por el estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social para financiar el tren bala entre Río de Janeiro y Sao Paulo.

En total, se alcanzarían los 38,000 millones de dólares, de acuerdo con la cotización de cambio de la moneda estadounidense de ayer.

El tren bala, en tanto, no estará listo para el inicio del Mundial del 2014 y su operación durante los Juegos Olímpicos del 2016 no es una exigencia para la empresa que logre obtener su licitación.