La Fórmula 1 deja Turquía para desembarcar dentro de casi dos semanas en el continente americano. El finlandés Valtteri Bottas de Mercedes lideró desde la pole position en condiciones de humedad y asfalto mojado del Istanbul Park, y superó a Max Verstappen, el piloto que llegó a la cima del Mundial de Pilotos con seis puntos de diferencia de Lewis Hamilton.

La tarea de Hamilton en Estambul no iba a ser sencilla, partió desde el puesto 11 después de recibir una penalización de 10 puestos por instalar un nuevo motor. Cada decisión podría costarle su récord de ocho títulos.

El GP de Rusia de 2020 fue la última vez que Bottas obtuvo una victoria, por eso el circuito turco es tan especial: "Probablemente sea una de las mejores carreras que he tenido. Pero, como dije antes, el coche ha sido realmente bueno en todas las condiciones y yo tenía mucha confianza en él y realmente podía controlarlo. No es fácil elegir la estrategia con estas condiciones, en términos de cuándo detenerse y con qué neumático. Pero me alegro de que todo salió bien  para mí y eso es bueno". 

Fue un día de redención para Bottas, después del Gran Premio de Turquía del año pasado, cuando giró seis veces y terminó en el puesto 14. El contraste entre eso y la carrera de este año no pasó desapercibido para el finlandés.

Afortunadamente, la pista tiene bastante agarre aún en humedad, fue mucho mejor que el año pasado”.

“Fue como el día y la noche aquí, y también en términos de mi carrera, probablemente tuve la peor carrera de mi carrera aquí el año pasado y ahora una de las mejores”.

Por otro lado, el director del equipo Mercedes, Toto Wolff, dijo que las órdenes del equipo han sido correctas.

"No es el fin del mundo. El punto de vista absoluto es que probablemente podríamos haber anotado otros tres, cuatro, cinco puntos más. En general, está bien. Está bien abierto el campeonato".

Bottas tuvo que esperar mucho tiempo, pero en Turquía finalmente pudo volver a subir al escalón más alto del podio. El finlandés abandona Mercedes después de cinco años de servicio y conducirá para Alfa Romeo a partir de 2022. El piloto de 32 años se lleva mucha información de Mercedes a su nuevo equipo, pero él dice que todavía es llamado a todas las reuniones del equipo.

”Sí, estoy en todas las reuniones en las que he estado antes, en estos cinco años. Si hay otras reuniones, no sé de esas, así que para mí , ¡todo es normal”.

Su papel en el equipo fue fundamental para que Mercedes ganara cuatro Campeonatos de Constructores consecutivos.

kg