Boston. Celtics de Boston está de regreso en la serie semifinal de la Conferencia Este de la NBA que disputa con el Miami Heat, al ganar el tercer juego de la confrontación por 97-81.

Luego de que en los dos primeros cotejos de esta serie los Celtics por momentos se vieron impotentes ante un equipo de Miami que les impuso sus condiciones, ahora con el apoyo de sus aficionados fue Boston quien dictó el estilo con que se jugaría el partido.

A pesar de la derrota, la quinteta de Miami se mantiene al frente de la serie por dos juegos a uno y será el próximo lunes cuando Boston trate de empatar la confrontación a ganar cuatro de un máximo de siete juegos posibles.

Por Boston sus mejores anotadores fueron el veterano Kervin Garnett quien consiguió 28 puntos y atrapó 18 rebotes, Paul Pierce colaboró con 27, Ray Allen contribuyó con 15 y Delonte West finalizó con 11 unidades.

Por Miami destacaron a la ofensiva Dwyane Wade quien encestó 23 puntos, Mario Chalmers logró 17, LeBron James contribuyó con 15 y Joel Anthony terminó con 12 unidades y además capturó 11 rebotes.

En Memphis, Zach Randolph tuvo una sólida actuación al conseguir 21 puntos y bajar 21 rebotes y encabezó un ataque en el que otros cuatro de sus compañeros encestaron al menos 10 unidades y guió a Grizzlies de Memphis a un triunfo en tiempo extra sobre el Thunder de Oklahoma City por 101 a 93.

La victoria coloca a los Grizzlies adelante en la serie por dos juegos a uno y será el próximo cuando Memphis busque ubicarse a un paso de clasificar por primera vez en su historia a la final de la Conferencia Oeste.

Por Memphis también se hicieron presentes a la ofensiva, Mike Conley y O.J. Mayo quienes aportaron 18 puntos cada uno, el español Marc Gasol anotó 16 y Tony Allen concluyó con 10 unidades en su haber.

Por Oklahoma City sus mejores canasteros fueron Russell Westbrook quien anotó 23 puntos y tuvo 12 asistencias, Kevin Durant consiguió 22 y atrapó 12 rebotes, el congoleño Serge Ibaka contribuyó con 14 y James Harden finalizó con 12 unidades.

EISS