Zurich. El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, inauguró el 61 Congreso Anual del organismo, en el que aceptó la crisis que ataca a la entidad por las acusaciones de corrupción a sus líderes.

"La pirámide de la FIFA se está agitando desde sus cimientos. Sin embargo, el futbol debe ser protegido porque no pertenece a nadie. Pertenece a todos", señaló Blatter en declaraciones difundidas en la página de internet del organismo.

Asimismo, el suizo hizo referencia a los sucesos de presunta corrupción que se han ido destapando en los últimos meses, pero dio mayor importancia al futbol como herramienta para el desarrollo de la sociedad, en la que considera deben buscar solución a los problemas, los cuales hay en todos los ámbitos a nivel mundial.

"Vivimos en un mundo con muchos cambios y problemas. Problemas naturales, como los de Haití, Chile, Pakistán, Australia, Nueva Zelanda o Japón, y cambios en la gente de diferentes áreas. En este mundo, yo creía que el futbol podría desempeñar un papel de mediador, gracias a sus valores de respeto, juego limpio y disciplina. Pero no parece ser así", agregó el presidente de la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA).

Al evento asistieron 208 delegados en una ceremonia inaugural que estuvo llena de presentaciones espectaculares que dejaron momentáneamente de lado los conflictos al interior del órgano rector del futbol mundial.

Blatter, quien fue absuelto por el Comité de Etica del organismo por supuestos sobornos a votantes, no quiso ahondar en el tema que tiene a la FIFA en medio de acusaciones de corrupción.

Sin embargo, aseguró que mañana, queridos amigos, cuando abra la agenda del Congreso, hablaré del peligro que acecha y les diré cómo podemos pelear contra esta amenaza, cómo nuestro deporte puede jugar su rol en unir a la gente en el futuro .

Este miércoles Joseph Blatter podría reelegirse como presidente de la FIFA, luego que su único rival en las elecciones, el catarí Mohamed Bin Hammam, se retirara tras ser involucrado en presuntos actos de corrupción.

A pesar de que las Federaciones de Inglaterra y Escocia solicitaron la postergación de las elecciones para ocupar el puesto de dirigente de la FIFA, será mañana cuando se revele lo que pasará con la votación.

EISS