Roma.-El italiano Ivan Basso necesitó quince puntos de sutura para tratar una lesión en la cara que se produjo tras sufrir una caída en un entrenamiento, este martes, según comunicó el propio corredor a través de su cuenta de la red social Twitter.

"Qué miedo, pero estoy bien", comentó Basso, de 33 años y que ganó la última edición del Giro de Italia de ciclismo. En su mensaje, también precisó que se daño un hombro.

Según el diario italiano La Gazzetta dello Sport, el corredor de Liquigas sufrió la caída cuando entrenaba en el Etna (Sicilia), y tuvo que ser hospitalizado.

Basso iba a participar en la presente edición del Giro, para ayudar a su compañero Vincenzo Nibali, pero se retiró tres semanas antes de que comenzara esa carrera, debido a su falta de preparación y a su deseo de concentrarse en el próximo Tour de Francia, el próximo mes de julio.

BVC