El Barcelona se impuso al París Saint Germain 3-1, con goles del argentino Leo Messi, del brasileño Neymar y del uruguayo Luis Suárez, en el Camp Nou, lo que permitió al equipo catalán terminar en primera posición del Grupo F de la Liga de Campeones.

Ambos equipos llegaban a este partido de la última jornada de la fase de grupos ya clasificados para los octavos de final de la Champions, pero el Barcelona necesitaba ganar para terminar primero, ya que el conjunto francés tenía 13 puntos, por 12 unidades del cuadro español.

Sin su máximo referente al ataque, el argentino Sergio Agüero, el club inglés Manchester City fue a ganarle a la Roma 0-2 para conseguir un agónico boleto a octavos de final de la Liga de Campeones 2014-15.

De los seis compromisos que componen esta etapa, el equipo dirigido por el chileno Manuel Pellegrini no ganó hasta la quinta fecha, para construirse un panorama complicadísimo en el sector E, catalogado como el grupo de la muerte .

Los citizens llegaron al Olímpico con la misión de adjudicarse los tres puntos y esperar que CSKA de Moscú no lograra algún resultado de escándalo en su visita al líder Bayern Múnich. Al final los alemanes golearon 3-0 y junto con la victoria de los ingleses decretaron el pase del City. Bayern ya tenía su pase en la bolsa.

En el grupo G fue el Schalke O4 el que se aprovechó de la derrota del Sporting para hacerse del último boleto que quedaba disponible tras ganar en campo del Maribor esloveno por 1-0. El único gol del partido lo consiguió en el minuto 62 Max Meyer, que había entrado en el partido apenas seis minutos años en lugar del suizo Tranquillo Barnetta.