La final de Wembley pinta como para ser un choque histórico con los dos clubes que mejor juegan al futbol como protagonistas. Manchester hizo válidos los pronósticos y se metió al duelo por la Orejona, compromiso en el que querrán cobrar venganza por la copa que los catalanes les arrebataron hace dos años. Españoles e ingleses buscarán su cuarta Champions.

Tras el 4-1 de ayer (6-1 global) ahora, el equipo inglés se medirá con el Barcelona en el estadio Wembley el 28 de mayo. Ambos equipos se vieron las caras en éstas instancias recientemente; el conjunto catalán derrotó 2-0 al United en la final del 2009 en Roma, en la que Lionel Messi opacó a la entonces figura de los de Ferguson: Cristiano Ronaldo.

Alex Ferguson, que estará en su cuarta final de este torneo con el United, hizo nueve cambios respecto al equipo que se impuso en la ida como visitante la semana pasada ya que el domingo su equipo se medirá con el Chelsea por la Liga Premier inglesa.

Anderson en dos oportunidades, el ecuatoriano Antonio Valencia y Darron Gibson marcaron para el ganador, mientras que José Manuel Jurado anotó para Schalke.

Tras librar las semifinales, el duelo más importante contará con una peculiaridad por ambos bandos. El conjunto inglés ganó la primera de sus tres coronas europeas en Wembley en 1968. Por su parte, el Barcelona también conquistó su primer título en este torneo en el mítico estadio inglés en 1992.

Mientras el Manchester buscará sacar ventaja de una gran camada de experimentados -Paul Scholes, Ryan Giggs, Dimitar Berbatov- combinado con la brillantez de sus jóvenes apuestas -Wayne Rooney, Javier Chicharito Hernández o los gemelos brasileños Fabio y Rafael Da Silva- constituyen la poción perfecta para acercar al éxito europeo al equipo inglés.

De parte de Barcelona, Pep Guardiola buscará dar el último paso que les falta rumbo a la corona de la mano de su juego colectivo, su excelso trato de pelota y la gran forma por la que atraviesa Lionel Messi.

Los números son parejos entre ellos en Europa

Los dos equipos se han enfrentado en 10 oportunidades de manera oficial en copas europeas y la paridad es notoria, ya que ambos han ganado en tres oportunidades. Los culés suman 17 goles, mientras que los ingleses registran 14.

Eso sí, en series de eliminación, los británicos lideran 2-1 sobre los españoles. En la Recopa del 83-84 el United dio vuelta un 0-2 en la ida y terminó ganando 3-2, mientras que en la temporada 94-95, por la Champions, empataron en Inglaterra y luego los catalanes golearon por 4-0.

En el último y más recordado enfrentamiento en el camino a la gran definición, igualaron 0-0 en el Camp Nou en el 07-08 y luego el Manchester U. venció 1-0 en Old Trafford. Después se quedó con el título al vencer a Chlesea.

Por último, en cuanto a finales se trata, una ha quedado para cada uno.

En la Recopa 90-91, Manchester ganó 2-1 luego de 23 años sin quedarse con un título en Europa. Y hace dos años, Barcelona sumó su tercera Liga de Campeones.

De esta manera quedó todo definido para la final y se medirán también una vez más las Ligas: Liga BBVA y Premier League.