Barcelona ganó 5-2 en el campo de Athlétic de Bilbao, con goles de sus estrellas sudamericanas Leo Messi, Luis Suárez y Neymar, y se colocó a un punto del líder Real Madrid, que el sábado fue humillado por Atlético de Madrid (4-0), en la jornada 22 de la liga española.

El equipo catalán encauzó el resultado en la primera media hora de partido gracias a los goles del argentino Leo Messi (16) y del uruguayo Luis Suárez (26).

Athletic descontó en el minuto 59 con un gol de Mikel Rico, pero Barcelona aumentaría el marcador con un tanto en propia meta de Óscar de Marcos (61) y Neymar (65), antes de que Aritz Aduriz maquillara el resultado para el conjunto vasco (66).

El conjunto dirigido por Luis Enrique cerraría la cuenta por medio de Pedro Rodríguez (86), quien había sustituido seis minutos antes a Luis Suárez.

Esta jornada, con Real Madrid en caída libre desde el inicio del 2015, puso la liga al rojo vivo, ya que el líder saca ahora solamente un punto a Barcelona y cuatro a Atlético.

Valencia tomó plaza de Champions

Sevilla, quinto clasificado, cayó 2-1 ante Getafe y perdió la cuarta plaza, misma que garantiza un lugar en la próxima Liga de Campeones, beneficio que por ahora tiene Valencia, que se impuso en campo de Espanyol 2-1.

Un gol del centrocampista Pedro León, que no marcaba desde marzo del 2014, en el minuto 85, dejó a los andaluces helados sobre el césped del Coliseum Alfonso Pérez de la ciudad madrileña. El equipo del técnico Quique Sánchez Flores se adelantó en el marcador con el tanto del delantero Alvaro Vázquez (28), tras anotar un penal cometido sobre él mismo.

Sevilla reaccionó en la segunda parte y empató el encuentro gracias a un zapatazo del mediocentro polaco Grzegorz Krychowiak (66), primer gol del internacional en la liga española.

El arquero canterano Sergio Rico, que entraba en el 11 sevillista por el lesionado Beto, estuvo a punto de evitar el gol de la derrota pero tras dos buenas paradas a tiros de Diego Castro y del colombiano Fredy Hinestroza, Pedro León alojaba el balón dentro de la portería.

Valencia, sabedor de que Sevilla había perdido, salió con la motivación de que una victoria le daba la cuarta plaza. El argentino Pablo Piatti (62) marcó el primero de los valencianos al rematar con la punta de la bota un centro desde la izquierda de José Gayà.

El portero espanyolista Pau López en propia meta (85) hizo el segundo del equipo visitante, al rebotarle en la espalda un tiro libre de Dani Parejo que antes dio en el poste. Con el partido decidido, Espanyol marcó el tanto del honor por medio de Sergio García (89).