El Barcelona cayó 1-0 ante Real Sociedad en la Jornada 17 de la Liga de las estrellas y perdió la oportunidad de superar al líder Real Madrid, que antes perdió 2-1 en Valencia, finalizando así la serie de 22 triunfos del equipo blanco, la mejor en la historia del balompié español.

Un gol de cabeza en propia meta de Jordi Alba en el minuto dos definió el duelo, marcado por la alineación del técnico azulgrana Luis Enrique, que dejó en el banquillo a sus dos grandes estrellas, el argentino Lionel Messi y el brasileño Neymar.

Con las derrotas de Real Madrid, que tiene 39 puntos y un partido menos (ante Sevilla, por la disputa del Mundial de Clubes), y de Barcelona, que queda con 38, el gran beneficiado de la jornada es Atlético de Madrid, que el sábado venció 3-1 a Levante e igualó con 38 al equipo azulgrana.

Tras el gol inicial de Alba, el equipo catalán pasó a dominar el partido, pero su posesión no se tradujo en ocasiones en la primera mitad, y el primer disparo entre los tres palos fue de Pedro en el minuto 44.

En la segunda parte, Messi sustituyó a Munir, y en el 58 Neymar entró por Pedro. Con sus dos figuras en el césped, Barcelona ganó en posesión pero no dispuso de grandes ocasiones, y acabó cediendo los tres puntos en Anoeta.

Antes, Valencia sorprendió a Real Madrid con un tanto decisivo del argentino Nicolás Otamendi (65). Había abierto el marcador el portugués Cristiano Ronaldo, con un gol de penal en el 14, y había igualado Antonio Barragán (52).

Eibar sorprendió 2-1 a Espanyol en Barcelona y Rayo Vallecano se impuso por el mismo resultado ante Getafe. Hoy se cierra la 17 Jornada con el duelo Córdoba-Granada.