El sistema de Guardiola es sinónimo de culto al balón, pero también de todas las conquistas numéricas posibles. Ayer se coronaron por tercera vez consecutiva campeones de Liga y lo hicieron creyendo más en la utopía que en los discursos vanguardistas de potencia y velocidad igual a copas.

Pep ha encabezado una generación que logró ayer el tricampeonato con los catalanes y revalúa el concepto de belleza del juego con las cifras como su mejor aliado.

Si bien no es invencible, está cerca de serlo. Del 2008 a este año, sólo ha perdido en ocho ocasiones en las 114 fechas que incluyen las últimas tres campañas. Es decir, que cada 16 partidos los catalanes pierden un juego.

Sin embargo, su producción de triunfos es inigualable en España, con 88 victorias en 114 juegos. El barcelonismo mira ya como una rutina cada vez que salen con los tres puntos.

Promedia casi los100 goles por temporada, con los tantos de ayer ya suma 295 en tres campañas, un poder ofensivo que resulta imposible descifrar.

El esquema de Guardiola se ha hecho año con año cada vez más voraz. En su primera campaña promediaba 67% de la posesión de la pelota; hoy, las cifras rondan 80% del control del partido.

Si se hablaba de estética hace tres años, cuando llegó al banquillo precedido de un exitoso paso por el Barcelona B, lo que hoy hace es ya catalogado de perfección.

De las 114 fechas que se han disputado desde aquella temporada 2008-09, el equipo de Cataluña ha estado en el primer lugar de la Liga BBVA en 83 ocasiones y en el resto difícilmente se le puede mirar fuera de los tres primeros puestos.

Hasta hoy, Pep ha sido un entrenador con sensaciones exitosas, lo fue cuando decidió que abandonara Cataluña el camerunés Samuel Eto’o, lo fue igualmente cuando decidió abrirle las puertas a Zlatan Ibrahimovic. Ambas sensaciones le funcionaron y el equipo siguió arrasando en España.

Ésta es la tercera ocasión en la historia del club que el equipo consigue un tricampeonato, sólo superado por los cuatro que obtuvo Johan Cruyff con el denominado Dream Team de Koeman, Romario y el propio Guardiola en la cancha.

Y aunque el tetracampeonato es un asunto del futuro, Pep ha decidido desde ya guardarle un sitio especial a aquel equipo de Cruyff. Él lo inició todo . Así es Guardiola; ha creado al mejor equipo después de los primeros 11 años del siglo. Éste es el futbol total del sIglo XXI.

Igualdad que da un título

El Barcelona se coronó campeón de la Liga Española de fútbol por tercer año consecutivo al empatar 1-1 con Levante.

Consiguió su título 21 de Liga, en un campeonato en que el Real Madrid de José Mourinho intentó impedir su coronación hasta el último momento.

El Barsa se coronó con dos fechas de anticipación al alcanzar 92 puntos, seis más que Real Madrid, su escolta por tercer año consecutivo.

El defensa Seydou Keita, de Malí, anotó el gol del Barcelona y el ecuatoriano Felipe Caicedo empató por Levante.

Todas cuestan muchísimo. Ahora toca disfrutar, ha costado mucho , comentó un emocionado Guardiola.

Es el noveno título que logra el Barcelona de la mano del técnico Pep Guardiola. Todavía puede sumar otra corona el 28 de mayo en la final de la Liga de Campeones contra Manchester United.

Es un día muy importante para los culés, ahora a pensar en la final de la Champions, a preparar el partido. Es muy importante para este club ganarlo , expresó Keita.

El Barsa sumó su quinto título de la Liga Española en las siete últimas temporadas, en el mismo Estadio Ciutat de Valencia, donde en el 2005 ganó su primera Liga de la era del holandés Frank Rijkaard, después de cinco años de sequía.

Además, el equipo culé certificó varios récords históricos al lograr 16 victorias a domicilio en fila, rompiendo la marca de 50 años, y al llegar a 31 fechas invicto.

Ahora el conjunto catalán estará en la final de la Champions el 28 de mayo ante el Manchester United.