Australia dio la sorpresa este lunes y se impuso 82-80 a Rusia con un triple sobre el final del base de la NBA Patrick Mills, causando su primera derrota a los rusos en lo que se lleva del torneo de baloncesto de los Juegos Olímpicos de Londres.

El resultado no cambia la situación de ambos equipos en el grupo. Los rusos tienen cuatro victorias y una derrota pero acabarán la primera fase como líderes del grupo B, mientras que los australianos acabarán cuartos.

Con Australia mandando 79-78, Mills falló una canasta de tres, Victor Khryapa se hizo con el rebote y el contrataque acabó con una falta personal sobre Vitaliy Fridzon.

Fridzon anotó los dos tiros y, a falta de cuatro segundos, los rusos mandaban 80-79, tiempo sólo para que Mills, el base de los San Antonio Spurs, lanzase el balón de lejos y este entrase cuando ya sonaba la bocina final.

El australiano Joe Ingles fue el máximo anotador del partido con 20 puntos.