Australia ha dejado buenas sensaciones en Rusia. No sabemos si le alcanzará para avanzar a los octavos de final del torneo, pero hay al menos una certeza: en Oceanía se juega buen futbol. Los australianos empataron 1-1 con Dinamarca.

Los australianos están en el continente más pequeño del planeta y aunque desde hace algunos años ya no juegan en esa confederación (se mudaron a la asiática), viven allí. Su futbol les dio para competir con Francia y con Dinamarca. Si en este deporte la justicia fuera un requisito, seguro tendría más de un punto.

Por su parte, los daneses ya tienen cuatro unidades, pero sin hacer gran futbol. Ante Perú pidieron la hora y con Australia ocurrió lo mismo. Pero ya fuera por suerte, por su portero, porque al equipo rival se le acabó el gas, hasta ahora les ha alcanzado para sumar puntos.

Los europeos se fueron al frente en el marcador luego de una combinación dentro del área que terminó con un remate de botepronto de Eriksen, el futbolista del Tottenham, que se anidó en la portería. Luego, el VAR fue el encargado de marcar el penal con el que Mile Jedinak, convirtiera con autoridad para empatar 1-1.

Después del empate, Australia fue mejor, llegó varias veces, pero siempre le faltó la puntilla final y que nunca llegó. Es un punto que les deja con vida, aunque se mira dificil su clasificación.