Contra la pared casi todo el partido, Australia se sacudió en un prodigioso lapso de cuatro minutos para vencer 2-1 a Serbia, pero la victoria fue insuficiente y ambos equipos se despidieron de la Copa Mundial.

Las plazas del Grupo D fueron repartidas sin tomar a estas dos selecciones en cuenta.

Alemania avanzó como líder de la llave con 6 puntos. Ghana entró en segundo lugar con 4 unidades, la misma cantidad que Australia, pero la diferencia de goles terció en su favor. Serbia quedó última con 3 puntos.

A los australianos les pasó factura el haber sido goleados 4-0 por Alemania en el debut.

Serbia, por su parte, pagó demasiado caro su falta de puntería cuando los australianos les cachetearon con los goles de Cahill y Holman, y aunque Marko Pantelic acercó a los serbios, nada funcionó.

La reacción postrera permitió a Australia evitar quedar como colista del grupo.

Estoy decepcionado porque no pudimos pasar. Sacamos 4 puntos. Creía que con eso bastaría , dijo Pim Verbeek, el técnico de Australia. Al final de cuentas la diferencia de goles contra Alemania nos mató .

El final del partido en el Estadio Mbombela en Nelspruit fue de infarto, con extremos en los que Australia y Serbia se ilusionaron con alcanzar un boleto que nunca llegó.