El American Airlines Center es un sitio en donde se ocupan todas las butacas disponibles y al menos así ha sucedido en la última década. Poco parece importar a los seguidores de los Dallas Mavericks que la organización tenga la quinta peor marca de la presente temporada.

Por encuentro que disputan como local, reúnen en promedio a 19,757 aficionados, quienes han presenciado la mayor proporción de victorias que acumulan Dirk Nowitzki y compañía.

Pero no es el único caso, ya que Sacramento Kings y Los Angeles Lakers son otros ejemplos de la Conferencia del Oeste que con récord negativo se colocan entre las organizaciones que, en proporción, más aficionados reúnen en sus arenas.

El Golden 1 Center es el segundo inmueble en la Liga con menor capacidad y a pesar de ello ha escalado lugares en relación con la proporción de asientos que se ocupan por temporada, ya que en el 2009 fue penúltimo lugar (72.6%) y ahora está en la tercera posición (100 por ciento).

Cabe señalar que es la segunda arena en donde tiene presencia la NBA de menor capacidad. La casa de los Kings se inauguró en el 2016 y los boletos se colocan entre los 10 más caros (75 dólares), de acuerdo con información de la revista Forbes.

En el caso de los Lakers reúnen 18,914 personas por encuentro que disputan en el Staples Center y sus aficionados están entre los que más dinero desembolsan por una entrada, con 130 dólares (los aficionados de los Nets desembolsan la misma cantidad y coloca a ambas franquicias con los boletos más caros en la Liga).

Así, los Lakers, con un récord negativo (29-35) reúnen más gente en comparación con los Clippers (34-29), franquicia con la que comparten arena; para ver los duelos como local de la quinteta que tiene a su mando Doc Rivers, se queda vacío en promedio 12% de los lugares disponibles.

Las arenas en donde juegan los Chicago Bulls, Detroit Pistons, Cleveland Cavaliers, Minnesota Timberwolves y Washington Wizards tienen como características que su capacidad es superior a las 20,000 personas.

El United Center, sede de los Chicago Bulls (22-42), es el inmueble con mayor capacidad en la NBA y del 2005 a la fecha se coloca entre las sedes que más gente reúne por partido, aunque de la temporada anterior a la presente la asistencia se redujo casi 5 por ciento. El precio de boleto es de 82 dólares, la quinta cifra más alta en la Liga.

En el caso de los Pistons, Timberwolves y Wizards en la presente temporada se ocupan menos de 90% de los asientos disponibles. En relación con los resultados registrados, Detroit es el único que tiene marca perdedora, al ganar 44% de los partidos disputados.