Al menos unos 50 partidos más están en la mira de la Fiscalía de Cremona, que continúa sus investigaciones sobre el escándalo de apuestas que sacude al futbol italiano.

La empresa austriaca de apuestas Skysport 365 va a presentar a los investigadores una lista con otros 50 partidos de primera, segunda y tercera división del fútbol italiano que podrían haber sido manipulados para favorecer los resultados de las apuestas.

En tanto Sky Italia, principal dueño de los derechos de transmisión de los partidos de la Serie A, exigió el sábado a las autoridades italianas que tomen medidas para evitar los escándalos de arreglos de partidos.

Tom Mockridge, director ejecutivo de Sky Italia, escribió un editorial de primera plana en el Corriere della Sera en el que señala que quienquiera que controle el futuro de este deporte tiene que emitir una señal seria e inequívoca de que le pondrá fin a estos escándalos.

Esta es la única forma en la que un socio como Sky puede seguir garantizándole a sus televidentes la transparencia de los partidos de futbol , señaló Mockridge.

El directivo criticó además la pasividad de la Federación y de las Ligas a la hora de actuar en el escándalo. Hicieron demasiado poco para recobrar la confianza de los aficionados en la credibilidad del futbol , comentó.

Mockridge también amenazó indirectamente con una reducción del dinero que invierte la cadena en el calcio .

Las Ligas reciben todos los años 570 millones de euros (unos 800 millones de dólares) de Sky. Los ingresos totales por los derechos de televisión se elevan unos 1,300 millones de dólares anuales.