Los Cerveceros de Milwaukee son el último equipo de la clase baja de las Grandes Ligas que aspiran a romper todos los pronósticos y llegar a la Serie Mundial este año. Pero ya hay un ganador: Mark Attanasio, un hombre de negocios de Los Angeles y dueño del equipo, quien logró que el año pasado creciera 11% el valor de la franquicia, siendo el sexto equipo de la MLB que mayor apreció su cotización.

Attanasio ha ganado por todos lados con los Cerveceros. Según Business Insider, compró el equipo en el 2004 en 223 millones de dólares y ahora vale 1,030 millones, es decir, 3.4 veces más.

El dueño de Milwaukee es un hombre que sabe hacer negocio. Es socio de las compañías TCW/Crescent Mezzanine y Trust Company of the West, que mueven 25,000 millones de dólares. Su mejor habilidad es hacer negocios y compró un equipo de beisbol que en ese momento no representaba un activo importante y lo hizo crecer.

Desde su llegada a las Grandes Ligas, el señor Mark ha invertido en pago de salarios 1,124 millones de dólares y nunca ha estado entre los 10 equipos que más pagan, pese a eso ha buscado ser protagonista como ahora, que está a una serie de disputar el Clásico de Otoño.

Este viernes inicia la Serie de Campeonato de la Liga Nacional y enfrente tendrán a la segunda franquicia más cotizada de la MLB, los Dodgers de Los Angeles. Los Cerveceros son el sitio 25 de 30 franquicias de acuerdo al último listado “The Business of Baseball” realizado esta primavera por Forbes.

En la otra llave, en la Americana, Boston Red Sox (quinto en la lista de Forbes) se medirá ante Astros de Houston (11), así que Milwaukee, de acuerdo con la nómina y al valor de su equipo, es el menos favorito de todos para llegar a la Serie Mundial.

Las apuestas dicen que los ganadores serán los Dodgers. Por cada 1,000 pesos apostados, la ganancia con el equipo de Los Angeles son sólo 650 pesos, por los Cerveceros son 1,100 pesos.

Sea como sea, este año los Cerveceros ya se han asegurado al menos 100 millones de dólares en venta de boletos, lo que significa más de la mitad de sus ingresos del año pasado.