Hace unos meses, cuando se anunció la llegada de Ana Gabriela Guevara como titular de Conade, deportistas como Paola Espinosa, María del Rosario Espinoza y más hicieron una serie de videos cortos que publicaron en las redes sociales dándole la bienvenida, augurando una gran etapa para el deporte mexicano y que todo estaría mejor.

Pero ahora el primer gran debate se ha presentado: el recorte de presupuesto y reducción para becas para los atletas de alto rendimiento.

Como parte de la estrategia de reducción de presupuestos, Conade no quedó excluida y para este año tiene 2,631 millones de pesos.

El debate se centra en el dinero que se otorga a los deportistas de alto rendimiento a través del Fodepar, que da becas por los éxitos y logros de atletas mexicanos.

Primero fue la clavadista de altura Adriana Jiménez quien expresó en redes sociales que hasta mayo de este año no habían recibido los ingresos por el apoyo esperado.

“Durante varios meses no recibimos ningún pago, ninguna notificación y bueno, llega un momento en que te desesperas porque le tienes que pagar a las personas que trabajan contigo”, comentó la atleta.

Posteriormente, otros deportistas se han sumado a las protestas, como el judoka Nabor Castillo, quien informó que su beca pasó de 5,000 a 2,000 pesos.

“Con este apoyo y motivación que nos dan a todos los atletas ya clasificados a los juegos Panamericanos vamos México. Recibo menos que los ninis, qué tristeza”, agregó, haciendo referencia a los 3,600 pesos que reciben quienes están inscritos a la beca “Jóvenes Construyendo el Futuro”.

El martes, Conade emitió un comunicado sobre el tema, tratando de explicar la situación y ofreciendo algunas razones de por qué han ocurrido así las cosas.

“Se está realizando una reestructuración en el procedimiento de asignación de becas, derivada de que, a partir del diagnóstico elaborado en el primer cuatrimestre del año, se encontraron inconsistencias de deportistas que ya no están activos o que no cumplen con los resultados que la normatividad indica, y que aun así siguieron recibiendo el apoyo, sin un sustento técnico que lo respalde. Dicha reestructura se realiza en dos fases, en la primera se determinó estandarizar los rubros de los diferentes tipos de becas que se operaban hasta el año 2018 sin un soporte técnico, donde existían becas por perspectiva cuya asignación tenía un alto nivel de subjetividad”.

México participará este año en los Juegos Panamericanos en Lima,Perú, competencia previa a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020