Rafael Márquez lideró el coro de voces dentro de los jugadores de México que terminaron molestos por la derrota de 1-0 ante Uruguay, al asegurar que la selección no llegará muy lejos en el Mundial con ese nivel.

Por primera vez en el torneo, México fue inoperante ante una zaga uruguaya que no les dio respiro a los delanteros del Tri, que apenas pudieron generar tres jugadas de peligro sobre la puerta de Fernando Muslera.

Hay que darle vuelta a la página. De las pocas cosas buenas es que se clasificó y tenemos que pensar ahora en el gran rival que nos espera'', dijo Márquez al final del partido.

No mostramos lo que veníamos haciendo y todos estamos descontentos con la actuación de hoy. Se consiguió el objetivo que era clasificar, pero con lo que mostramos hoy ante Uruguay no nos va a alcanzar. Tenemos que mejorar y tratar de recuperar lo que veníamos haciendo'', agregó el zaguero del Barcelona.

Otro jugador inconforme fue el portero Oscar Pérez, quien lamentó que no pudieron ajustarse al planteamiento uruguayo.

Salimos molestos y con un mal sabor de boca porque queríamos ganar y clasificar primeros, pero Uruguay nos superó en el primer tiempo y nosotros no nos adaptamos a las circunstancias'', aseguró Pérez. Estamos en la siguiente ronda aunque no de la mejor manera''.