Sean Payton, entrenador de los New Orleans Saints, motivó a sus jugadores en el vestuario con el título de campeones y una caja repleta de billetes con 200, 000 dólares, que representa la cantidad que recibirán si ganan  el Super Bowl de este año.

Escoltado por tres guardias de seguridad armados, Payton se presentó en la caseta de sus pupilos con la caja de dólares en efectivo.

“Ver el dinero en persona, nos ha añadido algo más de motivación” reconoció Alex Okafor, uno de los jugadores más importantes del equipo del Estado de Luisiana.

Los Saints arrancarán su participación en los playoffs de la NFL y para salir campeones aún necesitan ganar otros tres partidos, incluida la gran final de la liga, que se jugará el domingo 3 de febrero en el Mercedes Benz Stadium de Atlanta.

Junto al dinero, Payton también mostró a sus jugadores el trofeo Vince Lombardi, el trofeo que reciben los campeones, que los Saints ya ganaron en la final de 2011 en el que es hasta la fecha el único campeonato que tiene la franquicia de Nueva Orleans en su palmarés, así como el anillo conmemorativo de vencedores de aquella edición.

Pero lo que más llamó la atención de sus jugadores fue ver 200, 000 dólares en efectivo en una caja transparente y en persona para ellos.

“No quiero depósitos directo, quiero todo mi dinero en efectivo”, manifestó Mark Ingram, una de las estrellas del equipo cuyo salario asciende hasta los 5 millones de dólares al año, bonus incluidos.

Payton fue el coach que llevó a los Saints a ganar el Super Bowl. Fue en la edición XLIV.