De acuerdo al nuevo informe anual, "Fútbol Made In China 2017" de Euromericas Sport Marketing, el gigante asiático promovió en 2016 un modelo en el cual las empresas invirtieron en el negocio del fútbol fuertemente y de manera colateral beneficiaron el crecimiento del campeonato local a nivel mundial.

Lo que se desprende del informe, es la existencia de cláusulas en los contratos que permiten inversiones directas de empresas chinas en equipos de futbol, lo que permite pagar cifras millonarias para la compra de estrellas mundiales a montos multimillonarios , detalla el reporte.

Las negociaciones en China, son mixtas en cuanto a inversiones, se formó un modelo en donde llegan: 1) técnicos de renombre, 2) compras totales y parciales de clubes. 3) El aumento de los patrocinios con sus acciones en el mundo, como sucedió con la tecnológica OPPO y el Barcelona de España y la llegada de jugadores de alto nivel como el del brasileño Oscar por el Shanghai SIPG, por 70.5 millones de euros, y del argentino Carlos Tevez por el Shanghai Shenhua , explica el experto internacional en Marketing Deportivo Gerardo Molina.

También hace hincapié en el protagonismo del presidente Xi Jinping quien apoya un plan que consiste en potenciar el futbol base con la incorporación de 70 millones de escolares; la segunda, hasta 2030, construir un campo de futbol por cada 5.000 habitantes para un total de 456,000 canchas de juego y llegar a organizar el Mundial de 2030 , concluye Molina.