Argentina se impuso este miércoles en Londres a Brasil 82-77 y estará en las semifinales de los Juegos Olímpicos por tercera vez consecutiva.

Argentina se enfrentará al ganador del Estados Unidos-Australia que iba a disputarse después.

Los brasileños Marcelinho Huertas y Leandro Barbosa fueron los máximos anotadores del encuentro con 22 puntos. Luis Scola fue el máximo anotador argentino con 17 puntos.

Los protagonistas del arranque del partido fueron Carlos Delfino y Marcelinho Huertas, que salieron particularmente inspirados y anotaron 17 y 14 puntos en la media parte.

En el tercer cuarto Argentina hizo valer su potencial ofensivo y le jugó a Brasil con contrataques rápidos y buenos disparos de lejos.

Tal y como había avanzado Emanuel Ginóbili, era la única manera que tenían de mantenerse lejos de los gigantes brasileños Nené Hilario (2,11 m) Thiago Splitter (2,10 m) y Anderson Varejao (2,08 m).

Argentina puso tierra de por medio con un parcial de 9-2 y llegó al último cuarto con una ventaja de 10 puntos que sólo se vio amenazada al final, cuando Brasil llegó a estar a un triple de empatar el partido.

Pero el triple no llegó y los brasileños se vieron obligados a hacer faltas personales rápidas con la esperanza de recuperar pronto el balón. Los ocho últimos puntos de los argentinos fueron de tiros libres.

De este modo, Ginóbili, Andrés Nocioni y Luis Scola dejan fuera del torneo al entrenador argentino de Brasil, Rubén Magnano, el hombre que los llevó al oro en Atenas-2004.

Contando el partido de este miércoles, Brasil manda en el registro histórico por 37 victorias a 32, ninguna de ellas en unos Juegos Olímpicos. La única vez que se habían enfrentado en un partido olímpico fue en Helsinki-1952, con triunfo argentino 72-56.