JOHANNESBURGO. Si alguien sabe de levantar trofeos y copas es el Cabezón. Campeón en México 86, Oscar Ruggeri (Córdoba, Argentina 1962) admite que la generación Messi no puede fallar. Ésta es la oportunidad para ser campeón del mundo otra vez , admite ante El Economista el exdefensa argentino.

Aquel medio día en el Estadio Azteca fue la última ocasión que los suda­mericanos se llevaron el torneo; han pasado 24 años de aquel logro y 20 años de que Argentina llegó al afinal de Italia 90 ante Alemania. Luego, fiascos y falsas expectativas. A ningún argentino se le olvida el regreso de la albiceleste de Corea-Japón 2002 tras la primera fase.

Pero Messi del futbol en aquella nación ha hecho creer a todos sus compatriotas que el trofeo de 5.5 kilogramos puede ser suyo otra vez, por tercera ocasión.

El sentimiento del extécnico del América no es un punto personal, es nacional. Todos esperan tras una primera fase perfecta que el domingo pase sobre México y luego sobre Alemania o Inglaterra.

Dos antecedentes en Copas del Mundo y dos derrotas, la primera en Uruguay 1930 y la otra en Alemania 2006, también en octavos. Y para el Cabezón, como se le conoció en su tiempo como jugador, sólo Argentina y Brasil proponen juego y variantes .

¿Argentina está lista para ser campeona?

Ésta es una oportunidad real que tenemos para volver a ser campeones del mundo. Hay equipo para lograrlo. Sin ser tan pretensioso creo que incluso los jugadores de banca podrían jugar sin ningún problema.

Ya llegaron a los octavos, ¿México será un escalón más para la Copa entonces?

No será sencillo, porque siempre se nos han dificultado y tienen un gran plantel. No hay imposibles en el futbol y cualquier cosa puede pasar. Pero la gran ventaja que tenemos es la capacidad de definición.

¿Messi está listo para cargar con el equipo, para tanta presión, para la comparación con Maradona?

Me parece que es demasiado lo que se le carga. Es todavía un joven y ya lo quieren poner en la luna. Maradona lo ha sabido llevar y por eso le han dejado hacer su futbol. Ahora el futbol no es de un solo jugador, es un trabajo de equipo.

¿Qué es lo que más te puede seducir de México?

Sin duda el manejo y el trato que le dan al balón, México es un equipo al que le gusta ser ofensivo y proponer los partidos, por eso creo que la serie será muy competitiva. Ahora es a ganar y no sirven las especulaciones. Me ha gustado el estilo que plantea el técnico Javier Aguirre y jugadores como Giovani Dos Santos o Javier Hernández.