Un Cristiano Ronaldo pletórico firmó un triplete y Real Madrid puso un pie en la final de la Liga de Campeones al despachar el martes 3-0 al Atlético de Madrid en el partido de ida de su serie semifinal.

A menos que sufra un descalabro de proporciones mayores en el encuentro de vuelta la próxima semana en el estadio Vicente Calderón, el Madrid estará en la final del 3 de junio en Cardiff para buscar revalidar la corona y conquistar su tercer título europeo en las cuatro últimas temporadas.

El Atlético necesita ganar 3-0 para forzar tiempos extras y en caso de recibir un gol necesita marcar cinco. Ningún equipo ha defendido exitosamente el título desde que nació el formato de Champions en 1992.

Mónaco enfrenta a Juventus el miércoles en el arranque de la otra semifinal.