Frank Lampard, centrocampista de la selección de Inglaterra, que se clasificó el miércoles para los octavos de final del Mundial de Sudáfrica-2010, en los que se medirá a Alemania, ya disfruta del "enorme glamour" del partido que enfrentará a 'Pross' y germanos.

Los alemanes, rivales de los pupilos del italiano Fabio Capello el domingo en Bloemfontein, fueron la recompensa de Inglaterra por quedar en segunda posición del Grupo C del Mundial, después de haberse impuesto por 1-0 a Eslovenia en el estadio Nelson Mandela Bay de Port Elisabeth.

Comentando el choque del domingo, tras el partido ante Eslovenia, Lampard reconoció que medirse al equipo que se quedó en primera posicón del Grupo D, tras derrotar el miércoles a Ghana (1-0), será "difícil" y "glamuroso".

"Cada partido tiene sus dificultados, pero es Alemania y será un partido de un enorme glamour en el que la nación pondrá todo el corazón", manifestó el centrocampista del Chelsea.

Lampard cree que Inglaterra no debería temer a ningún equipo ahora que su combinado ha reencontrado su espíritu tras las críticas despertadas en su país tras los dos primeros partidos disputados en el marco del Grupo C, en los que empató con Estados Unidos y con Argelia, 1-1 y 0-0, respectivamente.

Ante Alemania, "si jugamos como contra Eslovenia y mejoramos tenemos una gran oportunidad", según Lampard. "Con esa determinación y espíritu todos mostramos lo que podemos hacer", comentó, aludiendo a la victoria ante Eslovenia, antes de restar importancia al choque contra los germanos.