En siete meses y luego de 11 carreras de la serie GP2 se sabrá si un piloto mexicano tiene opciones auténticas de llegar a la Fórmula Uno en el 2011. El tapatío Sergio Pérez, piloto mexicano, quien correrá para el equipo Telmex Barwa Addax Team de la llamada antesala de la F1, es el que carga con esa responsabilidad.

No me siento presionado, me he sentido más presionado en otros años, y a pesar de que es mi año más importante y en el que se define todo me siento capaz y seguro de que voy por ese campeonato. Tengo los elementos para llegar al título , dijo Checo a El Economista.

Pérez, quien forma parte de la Escudería Telmex, es quizá el piloto más aventajado, de tres que tienen posibilidades para llegar al Gran Circo.

Sergio está unos pasos por delante de Pablo Sánchez y Esteban Gutiérrez, quienes en el 2010 correrán en la Serie GP3, en el Addax Team y en el Art Gran Prix, respectivamente.

Entre una y otra categoría, la diferencia por correr una temporada es de cerca de 100,000 dólares. Mientras en la GP2 el costo es de 700,000 dólares, en la GP3 el gasto es de 600,00 billetes verdes. Es decir, para el sueño que Telmex quiere alcanzar, la empresa invirtió en esta temporada 1.9 millones de dólares.

En la serie que correrá Checo, se cubre una temporada de 11 fechas, mientras que en la de Pablo y Esteban solamente son nueve jornadas.

Ambas series operan como categorías de soporte para la mayor parte de las carreras de F1 en Europa y también en las dos se corren dos carreras por fecha. Mi meta y la de Telmex es estar en Fórmula Uno en el 2011 , repite Sergio.

El objetivo de las series al compartir fechas con la F1 es que los equipos del Gran Circo vean directamente el material humano que progresa tanto en GP2, en la que compiten 12 equipos y 24 pilotos, como en GP3, que suma 10 equipos y 29 pilotos. Las series compartirán los premios de Barcelona, Estambul, Portimao, Valencia, Silverstone, Hockenheim, Budapest, Spa y Monza. La GP2 suma a su lista Mónaco y Abu Dhabi.