París.-Mientras su rival Alberto Contador acaparaba titulares por razones buenas y malas, el ciclista luxemburgués Andy Schleck ha transitado una temporada discreta preparándose para el Tour de Francia de este año.

Su tercer puesto en la carrera clásica Lieja-Bastoña-Lieja en mayo fue su único podio en el 2011.

El único otro honor para el dos veces subcampeón del Tour fue el maillot al mejor escalador en el reciente Tour de Suiza.

"Mi temporada completa se ha construido alrededor del Tour. Hasta ahora no he tenido ningún problema y espero que siga así", dijo el pedalista de 26 años, quien perdió el título del Tour a manos de Contador por 39 segundos el año pasado.

Schleck y Contador se reconciliaron en el 2010 después de que el madrileño le arrebatara el maillot amarillo de líder del Tour luego de ignorar normas del ciclismo, al pasar a su colega cuando se vio obligado a parar porque se le salió la cadena de su bicicleta en la etapa 15.

Contador lo superó y consiguió una ventaja de 39 segundos, lo que provocó críticas de algunos corredores que opinaban que el madrileño debería haber esperado a su rival.

"Alberto se disculpó y yo lo perdoné", declaró Schleck a principios de esta semana en la prueba Criterium Internacional. Pero dejó claro: "Lo perdono, pero no olvido".

La rivalidad entre ambos se avivó por el hecho de que Contador ahora corre para el Saxo Bank, equipo del que Schleck fue líder el año pasado.

Frustrado por sus derrotas en el 2009 y el 2010, el luxemburgués se marchó para formar el equipo Leopard Trek junto a su hermano Frank y otros compañeros como el campeón mundial y olímpico Fabian Cancellara y el experimentado alemán Jens Voigt, ambos también ex integrantes del Saxo Bank.

Su cuidadosa preparación para la carrera más famosa del mundo sigue la tradición de ex corredores históricos del Tour como Miguel Indurain, Jan Ullrich y Lance Armstrong, quienes solían perderse otros eventos para centrarse solamente en la carrera que se disputa en julio.

Contador, en contraste, fue omnipresente esta temporada, ganando nueve carreras, entre ellas su sexto título "grande" al vencer en el Giro de Italia.

El nombre del español salpicó todos los medios por la controversia que rodeó su dopaje por clembuterol en el Tour del año pasado, pero fue exonerado por la Federación Española de Ciclismo (RFEC).

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (CAS, por su sigla en inglés) fallará sobre el caso en agosto después de que la Unión Ciclista Internacional (UCI) y la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por su sigla en inglés) apelaran contra la decisión de la RFEC.

Schleck dejó en claro que no estaba muy preocupado por Contador.

"Contador no es mi único rival en este Tour. Hay varios corredores prometedores que lo pueden hacer bien", afirmó.

BVC