La rusa Anastasia Pavlyuchenkova se consagró campeona del Abierto de Tenis de Monterrey jugado en el Club Sonoma al vencer en la final a la alemana Angelique Kerber en tres sets con parciales de 6-4, 2-6 y 6-1.

Pavlyuchenkova, número 16 en el ranking de la WTA y segunda cabeza de serie del torneo, se impuso a Kerber, máxima favorita y primera del mundo, en una hora con 55 minutos y 24 segundos.

La tenista rusa ganó así el noveno título de singles de su carrera, el cuarto en el torneo de Monterrey; antes se coronó en las ediciones del 2010, el 2011 y el 2013.

En la primera manga, fue la rusa quien se salió del guion y con su slice y algunas dejaditas en la red causó desconcierto en la alemana. Nasti se puso en ventaja 5-4 y logró el quiebre en el décimo juego para adjudicarse el set 6-4.

Si bien Pavlyuchenkova le sacó rédito a su fortaleza, a Kerber le cobró factura la falta de combatividad en las devoluciones.

En el tercer juego de la segunda manga, Pavlyuchenkova volvió a salvar tres puntos de quiebre, pero al cuarto ya no pudo evitar el rompimiento y Kerber se puso en ventaja 2-1. Luego refrendó su saque para separarse 3-1. Kerber le quebró nuevamente el servicio a su rival, se puso arriba 5-2 y con pelotas finas se llevó el segundo set por 6-2 tras una hora con 29 minutos y cuatro segundos.

Potente a la hora de servir y esforzada para alcanzar las pelotas y devolverlas, Pavlyuchenkova logró un par de rompimientos y sacó ventaja de 5-0 en el tercer set.

Kerber no lució como la número uno del ranking en el partido, en el tercer set apenas opuso resistencia y fue barrida 6-1. En los nueve enfrentamientos de por vida entre ambas, Pavlyuchenkova redujo la distancia al lograr su cuarto triunfo por cinco que lleva Kerber.