En América y Guadalajara se han encendido los focos rojos. Tras siete jornadas jugadas, estos dos grandes del futbol mexicano han puesto en duda una probable calificación a la Liguilla, situación que es una obligación en cada club. Ambas escuadras igualaron 1-1 ante Toluca y Puebla, respectivamente, y aumentaron la presión en su entorno.

La otra cara de la moneda la protagoniza Toluca, superlíder del torneo con 17 puntos que sigue invicto, misma condición que puede presumir Cruz Azul.

Parecía que ayer en la Bombonera América daría la sorpresa. Y es que, a pesar de que jugaba con un jugador menos por la expulsión de Jesús Molina, Rubens Sambueza puso a soñar a Miguel Herrera, su entrenador, luego de aprovechar un mal rechace del arquero y disparar a las redes.

Pero todas las ilusiones se esfumaron de inmediato, porque en la siguiente acción Aquivaldo Mosquera cometió una falta dentro del área y permitió que Carlos Gerardo Rodríguez igualara el marcador desde el manchón penal. Con el empate, Águilas llegó a 10 unidades y se ubicó en la octava posición, la última que otorga un boleto a la Liguilla.

GUADALAJARA SUFRE ?PARA RESCATAR EL EMPATE

Más tarde, Chivas sufrió para sacar un punto ante Puebla, de Daniel Guzmán, que cada partido luce mejor. Jesús Chávez abrió el marcador en los primeros minutos del segundo tiempo y el jovencito Luis Ángel Morales, quien apenas disputó su segundo partido como profesional tras ingresar de cambio, evitó otro descalabro para el conjunto dirigido por el holandés John van ‘t Schip.

El punto colocó al Rebaño en la posición 14 con seis puntos de 21 posibles, muy lejos de la zona que permite entrar a la pelea por el campeonato, situación que sin duda ha de tener molesto a Jorge Vergara y preocupado al entrenador holandés que no encuentra la fórmula para hacerlo funcionar.

Para fortuna de Miguel Herrera y John van ‘t Schip, la Liga sufrirá un receso debido a la fecha FIFA -que se disputará la próxima semana-, situación que intentarán aprovechar para que sus equipos de una buena vez encuentren su mejor funcionamiento, casi a la mitad del campeonato y con ellos aspirar a la fase final de la Liga MX.

(Con información de Carlos Herrera Lizalde)