Toluca salió vivo del Azteca y regresó a casa con ventaja para liquidar la serie en La Bombonera en busca de su pase a las semifinales. A pesar de jugar por 55 minutos con un hombre menos, los Diablos sacaron el colmillo y se llevaron un 2-2 ante América que fue incapaz de hacer valer su localía y que tendrá que ir al Estado de México por el triunfo, si es que piensa seguir vivo en la Liguilla.

Águilas y choriceros no se guardaron nada. Apenas a los tres minutos de partido, Sinha cobró un tiro de esquina que fue peinado por un defensor americanista, dejando fuera de la acción a Navarrete y solo, y de frente al marco a Héctor Mancilla quien con la frente abrió el marcador.

Pero el gusto no le duró a la visita, porque cuando todo era euforia por el gol, América tocó la pelota por toda la cancha, hasta que Sandoval la extendió a Beausejour quien sin pensarlo sacó una raya al ángulo de Talavera. En tan sólo seis minutos el duelo estaba ya 1-1, y el Azteca comenzaba a hacer su fiesta.

Tras unos minutos de tregua, América volvió a iniciar 120 segundos de locura cuando Ángel Reyna filtró con el talón una pelota a Montenegro, permitiendo que éste pusiera diagonal a Layún, quien luego de una atajada del arquero dio vuelta al marcador disparando a las redes.

Y la historia volvió a repetirse, porque mientras la afición local seguía festejando, Néstor Calderón cobró tiro libre que fue desviado por la barrera, agarrando a su arquero a contrapié quien solo pudo dar un manotazo descompuesto, dejando la pelota a sus rivales que mandaron un tiro centro que Edgar Dueñas empujó a las redes con la frente.

Para la segunda parte, a pesar de la inferioridad numérica, fueron los choriceros los que estuvieron más cerca de llevarse la victoria en una jugada individual de Mancilla quien no pudo festejar porque Navarrete hizo una gran atajada con sus piernas.

Tras la igualada en el Azteca, ahora América está obligado a ganar el domingo en Toluca para mantenerse con vida en la lucha por el título del futbol mexicano.

Las Águilas saben que esta Liguilla es su única opción para rescatar la temporada y tratar de sanar un año que ha estado lleno de irregularidades.

Toluca saldrá como favorito en casa, y mucho más si se mira el cierre de campeonato que han tenido. Ayer, con un hombre menos dieron un paso importante.