América se estrelló una y otra vez contra la zaga de Puebla, y la desesperación fue el único sentimiento que se llevaron los 11 jugadores amarillos y los miles de aficionados que asistieron al encuentro. Las Águilas empataron 0-0 ante La Franja, en un síntoma que advierte sobre las deficiencias del equipo de Gustavo Matosas, al que le falta contundencia y muestra su fragilidad defensiva en cada embate rival.

Justo cuando el partido se aproximaba al ocaso, Pablo Aguilar remató un centro de Rubens Sambueza con la mano, lo que provocó su expulsión y la imagen más evidente del juego.

América fue claro dominador en la primera parte, en la cual en los primeros 15 minutos ya había creado cuatro jugadas de gol, pero entre los titubeos de los delanteros y la defensa poblana, pronto las facilidades pesaron en contra de los locales.

Darío Benedetto en dos ocasiones mandó sus disparos fuera de la portería y Oribe Peralta vio cómo su disparo rozó el poste de la portería de Rodolfo Cota. Pudo más la resistencia y orden de Puebla, que empleaba hasta ocho jugadores para conservar el marcador en cero y, con el tiempo como aliado, fue envolviendo a su rival en dudas y desesperación.

El vértigo del equipo de Matosas sólo duró el primer tiempo, porque ya en el segundo tiempo, los Camoteros se sublevaron y pudieron contener a las águilas sin pasar grandes apuros.

La jugada que marcó el partido fue la atajada de Cota, en la línea de meta ante un remate de cabeza de Benedetto, y luego un disparo de Quintero pegó en el poste, como si se tratara de un presagio de que el balón no entraría a la meta de Puebla.

Fue entonces que la entrada de Cuauhtémoc Blanco opacó el entusiasmo amarillo. El ídolo americanista se robó la noche, la emoción de los aficionados, que desfogaron sus sentimientos en una ovación para el delantero, que quizá jugó su último partido en el estadio Azteca, en el que se dio tiempo de dar un par de pases de tacón y llevarse la atención del juego.

Mientras, el equipo de Matosas dejó dudas, aún se ve el desequilibrio de un equipo en construcción, frente a Puebla, que suma un punto en su lucha por mantener la categoría.

mfh