Si en los Juegos Olímpicos de Londres existiera un medallero de las marcas que más se han subido al podio, el primer lugar sería para Adidas. Pues sobre los diseños de ropa de la compañía alemana, los atletas se han colgado ya 70 medallas de oro, 66 de plata y 57 de bronce.

Esto gracias a su patrocinio en vestimenta a siete de las delegaciones hasta ahora más ganadoras de la justa: Alemania, Gran Bretaña, Corea del Sur, Francia, Australia, Hungría, Cuba e Italia, esta última por parte de su filial Reebok.

Y es que aunque los deportistas de renombre pueden estar patrocinados por una marca en especial, si su delegación llegó a un acuerdo con otra empresa, a la hora de subir al podio la segunda es la que tiene los reflectores.

En este aspecto Adidas además pagó 123 millones de dólares para ser la patrocinadora del evento, pero el consejero de la compañía, Herbert Hainer, ha asegurado que las ganancias de los productos asociados le han permitido recuperar esa inversión.

El segundo lugar sería la marca china ANTA Sports, que tan sólo patrocinando a la delegación China se ha hecho de 75 medallas, superando incluso a la estadounidense Nike. Para ello, la compañía invirtió 94 millones de dólares, según el diario China Daily.

Nike, por su parte, queda en la tercera posición, patrocinando a la delegación de Estados Unidos, pero nada inconforme, pues imagine usted, sólo con el nadador Michael Phelps la empresa estadounidense se subió en cinco ocasiones al podio en una de las disciplinas más seguidas en el mundo y además consiguió muchas portadas cuando el nadador rompió el récord del máximo medallista en la historia.

Y en el cuarto lugar, aunque mucho se hayan criticado sus diseños con demasiados colores y figuras, se ubica la empresa rusa Bosco Sport con las medallas de Ucrania y Rusia, la japonesa Mizuno y Asics en quinto y sexto, respectivamente, las chinas Erke, 361º y Peak en séptimo, octavo y noveno.