Acapulco, Gro. Si en este momento alguien quisiera comprar el Abierto Mexicano de Tenis y darle continuidad a los 24 años que lleva en el país, debe pagar más de 20 millones de dólares.

Debe rondar por ahí porque la compañía está muy bien, es muy sana y el valor de la franquicia ha ido incrementándose. Si alguien quisiera comprarlo en México, sin duda alguna cuesta más de 20 millones , comentó a El Economista Raúl Zurutuza, quien ha sido director del Abierto desde hace 13 años.

Hace un par de años el certamen se valoraba de 10 a 15 millones de dólares, pero el impacto que ha tenido con la presencia de tenistas de élite como Rafael Nadal, María Sharapova, David Ferrer y ahora con Novak Djokovic y Juan Martín del Potro, han revalorado el torneo. En cambio, a nivel internacional el precio de la franquicia tendría otro valor porque se limpia y anda entre 12 y 13 millones de dólares .

Zurutuza explica que desde el 2004 las operaciones se realizan en números negros pero antes, desde sus inicios en 1993, el Abierto perdió dinero muchos años .

El precio de los boletos también ha cambiado. Por ejemplo, desde el 2014 se juega en cancha dura, recurso que ayudó a consolidar el torneo, al atraer a tenistas como Rafa con quien se ha garantizado un lleno en el estadio Mextenis de Acapulco, con capacidad para 6,000 personas.

Antes de que supiéramos que Nadal vendría, decidimos subir el boleto nada más 4.5%, que fue la inflación del año pasado. Llega un momento en que por grandes estrellas que traigas no puedes pasarle la factura al público que ha estado metido y leal , dijo el director.

Para el representante del Abierto, hay máximo cinco marcas en la industria del tenis que se venden por sí solas y que por el solo hecho de venir benefician el torneo: Roger Federer, Djokovic, Nadal, Sharapova y las hermanas Williams.

Desde hace cuatro años el Abierto ha ido incrementado sus ingresos en proporción con la inflación y en cuestiones presupuestales, Zurutuza, explica que se mantienen igual a pesar de la tormenta financiera por la paridad del tipo de cambio peso-dólar.

En términos económicos, ¿en qué fase se encuentra Mextenis?

Estamos empezando a ver otros rumbos. La empresa compró el torneo de Los Cabos, y nos costó mucho dinero. Mextenis necesita mover sus piezas financieras para solventar créditos que tenemos para el pago de la otra franquicia en Los Cabos y eso nos tiene un poco amarrados, yo espero que para finales del 2018 esos créditos estén pagados.

[email protected]