En la ciudad de Nueva York, la más poblada en Estados Unidos con aproximadamente 8.5 millones de personas, tienen sede al menos 12 franquicias de ligas como NBA, NFL, NHL, MLB y MLS.

Dichas organizaciones se encuentran entre las mejores valoradas en sus respectivas ligas.

“La ciudad de Nueva York siente un derecho innato a tener un gran equipo, ellos piensan que, por la historia, la gente se desvive por estar en New York, y eso en el ámbito deportivo ha cambiado bastante. Russell Westbrook decidió quedarse en Oklahoma City y en este momento tiene cinco comerciales a nivel nacional, estando en un mercado tan pequeño.

“LeBron James, cuando fue agente libre por primera vez, rechazó ir a Nueva York, cuando el equipo había apostado todo”, señala el excoach y comentarista de ESPN Carlos Morales.

En el caso del baloncesto, los New York Knicks es la franquicia mejor valorada, por 4,000 millones de dólares, de acuerdo con datos de la revista Forbes. Sitio que ha ocupado en los últimos cinco años, mientras que en el ámbito deportivo ha concluido con marcas negativas.

En la presente temporada, sólo ha ganado 17% de los partidos disputados y de continuar así podría significar la peor marca en la historia de la franquicia.

“Tampoco Knicks ha tenido habilidad, instinto, criterio, para poder seleccionar jefes de operaciones deportivas que sean los apropiados, además, te va admitir que esa falta de paciencia se ha demostrado en injerencias suyas en el ámbito deportivo que verdaderamente deshacen a una franquicia”, opina Álvaro Martín, periodista y comentarista deportivo para ESPN.

Lo sucedido en Nueva York es una combinación de mal juicio de James Dolan (propietario del equipo) en cuanto a la selección del jefe de operaciones deportivas.

Del 2014 al 2017 contaron con el exmánager Phil Jackson como director de operaciones, pero el equipo no logró regresar a disputar los playoffs, pues fue la primera ocasión en que Jackson desempeñó dicho puesto.

De los 12 jugadores que conforman la plantilla, ocho se integraron en la presente temporada con el equipo.

En el más reciente canje sumaron a DeAndre Jordan y Wesley Matthews, parte del acuerdo significó la salida de Kristaps Porzingis, quien no había jugado porque se recupera de una lesión de la rodilla, pero fue el año pasado el que más puntos les promedió por duelo.

“Lo primero que le tienen que presentar a un jugador es una gerencia que tome decisiones coherentes y una base de talento joven, que te haga pensar que a futuro puedes optar por un campeonato y ni una cosa, ni la otra, ha presentado New York en los últimos 15 años”, acotó.

Además, en diciembre, James Dolan dio a conocer que el equipo estaba a la venta, por la que esperaba una oferta formal de 5,000 millones de dólares.