Puebla, Pue. La reactivación económica de Puebla a partir del 15 de junio, no traerá consigo la recuperación de casi 24,000 empleos que se perdieron desde el 30 de marzo, cuando se emitió la declaratoria de emergencia por el Covid-19, a lo que va junio, ya que las empresas optarán por intentar recuperarse en lo que resta del 2020, prevé el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

Carlos Sau Escobar, presidente del organismo en Puebla, indicó que en la nueva normalidad, las empresas arrancarán de manera gradual con 30% del personal o en capacidad productiva, esto a partir de la próxima semana, siendo la industria automotriz y de la construcción las primeras en hacerlo, consideradas como actividades esenciales por la Federación.

Sostuvo que en la entidad poblana pararon labores más de 20,000 empresas (industria, comercio y servicios), lo que se tradujo en la pérdida de casi 24,000 empleos formales, esto con base en datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

En el caso del sector automotriz que conforman las armadoras Volkswagen y Audi con su cadena de autoparteras que son alrededor de 130 instaladas en Puebla, lograron mantener al personal con salarios recortados de entre 50 y 75%, mientras que en la industria de la construcción se perdieron 3,000 de 40,000 empleos que genera, destacó.

Sin embargo, dijo, lo preocupante son los empleos perdidos en el sector comercio y servicios, ya que ahí se dio 80% del desempleo por la pandemia y han sido de los más castigados, sobre todo las micro y pequeñas empresas, las cuales podrían reactivarse hasta la tercera semana del presente mes.

Con este panorama en general, las empresas tendrán como prioridad en los meses restantes de 2020 cuidar su economía y no generar nuevos empleos o recuperar los perdidos, relacionado por la merma de los ingresos o que tuvieron que hacer uso en parte de las inversiones de este año para paliar la crisis económica, apuntó Sau Escobar.

“Al sector servicios en que está inmerso el turismo le costará más trabajo salir adelante a diferencia de las empresas manufactureras que lento, pero en forma progresiva, irán incrementando la producción y con ello, reactivar a todo su personal que ocupará de manera alterna mientras se reactivan a 100%”, ahondó.

Pasará un bimestre

Tendrán que pasar dos meses después de que se reactive cada sector, para ver cómo responde el consumidor en los distintos mercados, dependiendo también de la capacidad de compra de cada uno, porque están priorizando el gasto en alimentación y salud, explicó dirigente del IMEF en Puebla.

Indicó que las autoridades locales deben tomar en cuenta ese panorama para entender que urge reactivar lo antes posible las actividades productivas, que en el caso de comercios pueden operar desde el 15 de junio con la aplicación de estrictas medidas de sanidad al igual que restaurantes.

En el turismo, comentó que los hoteles aún abriendo no verán actividad porque visitantes nacionales y extranjeros dejarán pasar el segundo semestre y seguir en un confinamiento a medias, siempre y cuando las disposiciones oficiales, así lo permitan.

[email protected]

kg