La Comisión Federal de Electricidad (CFE) publicó las bases para la licitación pública internacional en la cual, por un monto estimado de hasta 30,000 millones de pesos, según el presidente Andrés Manuel López Obrador, pretende adjudicar dos hilos de fibra óptica oscura de alrededor de 50,000 kilómetros que corren a lo largo de su sistema de transmisión y distribución y cuya operación y mantenimiento le permitirán proveer de Internet gratuito a la población en 8,535 puntos del país, en una primera etapa.

Los interesados en el concurso podrán participar en lo individual o en consorcios, tras probar capacidades técnicas y financieras para la ejecución del contrato que se pagará por única vez a su arranque en pesos mexicanos y tendrá una duración de 20 años prorrogables en dos ocasiones por cinco años cada una.

La empresa que resulte ganadora podrá a su vez comercializar con terceros los excedentes que resulten luego de cubrir los servicios del gobierno, que publicó los sitios a los que se deberá llegar a lo largo de las tres etapas de implementación del programa y que cubren hospitales, escuelas, parques y edificios públicos de todo el país, incluyendo comunidades apartadas de las zonas urbanas.

De acuerdo con las bases publicadas en el portal de la estatal eléctrica, la Dirección Corporativa de Negocios de CFE conducirá esta licitación luego de haber firmado los contratos correspondientes con las filiales Transmisión y Distribución de la empresa.

Sin embargo, la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones del 2014, en su 15 transitorio ordenó a CFE ceder al organismo desconcentrado de la SCT, Telecomunicaciones de México (Telecomm) la concesión que detentaba en la red de fibra óptica que corre de manera paralela a sus líneas de transmisión, así como cualquier otro recurso necesario para su operación, para que los esfuerzos de la CFE se enfocaran en la producción y suministro de energía eléctrica, en su rol de empresa productiva del Estado. Ello involucraba planear, diseñar y ejecutar la construcción y el crecimiento de la Red Troncal con cobertura nacional.

CFE no quitó el dedo del negocio telecom

Así, el año pasado la CFE transfirió estos activos a Telecomm, pero a pesar de ello mantuvo el funcionamiento de la unidad de negocio CFE Telecomm dentro de la dirección corporativa de Negocios Comerciales.

Aun así, durante el informe por sus primeros 100 días de gobierno, López Obrador dijo que la CFE conducirá esta licitación y como contraprestación, la empresa que gane este concurso proporcionará Internet gratuito en plazas, escuelas, centros de salud y otros sitios públicos para impulsar la comunicación y el desarrollo equitativo de México.

El licitante ganador deberá contar con un título de concesión para prestar el servicio público de telecomunicaciones emitido por el Instituto Federal de Telecomunicaciones. En caso de que el licitante ganador no cuente con el título de concesión, deberá solicitarlo con antelación a la vigencia de los contratos.

kgarcia@eleconomista.com.mx