Salario mínimo, derechos de los trabajadores del hogar y licencias de paternidad son algunos de los temas del mundo del trabajo que se sumarán a la discusión de las reformas laborales en el Congreso en las próximas semanas.

No sólo los temas del nuevo sindicalismo y justicia laboral tendrán que ser resueltos por los legisladores antes de que termine el periodo ordinario de sesiones el 30 de abril próximo. La lista de pendientes es amplia.

Las comisiones de Trabajo y Previsión Social de las cámaras de Diputados y de Senadores tienen en total una lista de 72 iniciativas de reforma al marco legal laboral que deben revisar y dictaminar, 46 en San Lázaro y 26 en el Senado.

Así, a seis semanas de que concluya el periodo ordinario de sesiones en el Congreso de la Unión, los legisladores tendrán que discutir los siguientes temas:

Sindicalismo y contratos colectivos

En el tema sindical hay cuatro iniciativas en San Lázaro. El Partido del Trabajo (PT) propone una reforma al artículo 371 de la Ley Federal del Trabajo (LFT) para garantizar que la elección de la directiva sindical y número de miembros sea de manera personal, libre, directa y secreta.

El Partido Encuentro Social (PES) tiene una propuesta similar, con la diferencia de que los estatutos de los sindicatos establezcan la elección de la representación sindical universal, libre, directa y secreta, para determinar el número de integrantes de la mesa directiva y precisar la duración del periodo de la directiva de seis años.

Este mismo partido promueve la solicitud de un sindicato ante la Junta federal o local de Conciliación y Arbitraje para la celebración de un contrato colectivo de trabajo y establecer sus requisitos.

En el Senado, por su parte, hay tres iniciativas que abordan temas sindicales. La primera es de Morena, al igual que las anteriores, al 371 de la LFT.

“Los estatutos de los sindicatos deberán incluir la periodicidad para la celebración de elecciones de la respectiva directiva, misma que tendrá que ser menor a seis años. También contendrán el número de miembros de la directiva y el procedimiento para su elección, mismo que deberá ser mediante voto libre, secreto, universal y directo”, se expone en la iniciativa.

Libertad de afiliación

A estos proyectos se suman tres más del PT, uno para que establecer el derecho de todos los trabajadores a constituir sindicatos, sin necesidad de autorización previa, y con la libertad de afiliación y permanencia en un sindicato. El segundo tiene como objetivo fijar en la Constitución la libre sindicación y la mejora del salario real.

El último proyecto es para establecer que en cada dependencia habrá le número de sindicatos que los trabajadores determinen libremente. En caso de que existan varios sindicatos, fijar las condiciones generales de trabajo tomando en cuenta al que tenga mayor número de trabajadores registrados y precisar el derecho de afiliarse o no.

Modelo de justicia laboral

Respecto a justicia laboral, hay tres iniciativas en San Lázaro (dos de Morena y una del PRI). Por un lado, Morena va por la creación del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, un órgano que se encargará de procurar la conciliación entre patrones y empleados en caso de un conflicto. Se trata de un procedimiento prejudicial, es decir, obligatorio antes de una demanda.

Además, este centro tendrá el registro de los sindicatos, los contratos colectivos y supervisará las elecciones para dirigencias. 

Por su parte, el PRI propone la creación del Instituto Federal de Conciliación y Registro Laborales. La segunda propuesta de Morena es para expedir la Ley General de Centros de Conciliación.

Salario Mínimo

Respecto del salario mínimo, los temas de las iniciativas van desde cómo se debe fijar este monto hasta la desaparición de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami). Son seis iniciativas que han presentado los legisladores en esta materia, entre ellas, dos de Morena, dos del PAN, una del PRD y una de Movimiento Ciudadano.

Una de las iniciativas de Morena es para fijar el salario mínimo con base en el valor por persona de la Línea de Pobreza por Ingresos Urbana establecida por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), utilizando como base el promedio de los tres últimos meses previos a su fijación.

Otra iniciativa de Morena es para establecer que el salario mínimo cubra el costo de una canasta básica alimentaria y de servicios básicos para una familia típica, cuyo valor será determinado por el Coneval.

El PAN también hizo una propuesta en este punto, para que el salario mínimo mensual sea equivalente al monto de la línea de bienestar que determina el Coneval.

Además, prever que la Conasami pueda suspender la vigencia del salario mínimo cuando los representantes de los patrones soliciten una suspensión temporal y acrediten que la aplicación del salario pone en peligro la viabilidad de alguna o algunas actividades económicas.

En el Senado las iniciativas van encaminadas a desaparecer la Conasami. Movimiento Ciudadano va por la creación de un instituto especializado, autónomo y técnico.

El PRD apuesta por un organismo constitucional autónomo del Estado, denominado Instituto Nacional del Salario Digno, que tendrá a su cargo realizar los estudios para determinar los salarios general y profesionales bajo los principios de acceso a la información, transparencia, objetividad, independencia y compromiso social.

Licencias de paternidad

Al menos tres iniciativas se enfocan en las licencias de paternidad. En San Lázaro, Morena busca ampliarlas a seis semanas (actualmente son por cinco días) con goce de sueldo.

Mientras tanto en el Senado, el PRD propone licencias de paternidad por 10 días y acceso gratuito al servicio de estancia infantil. Movimiento Ciudadano quiere permiso de paternidad prenatal y postnatal, para que el trabajador tenga dos semanas prenatales y seis semanas postnatales laborables con goce de sueldo.  

Derechos de trabajadores del hogar

Hay siete iniciativas centradas en los derechos de los trabajadores del hogar, cuatro se analizan en la Cámara de Diputados y tres en el Senado.

El PRI propone obligar a los patrones a pagar las aportaciones de vivienda de los trabajadores domésticos. Además, establecer la jornada laboral e incluir a las obligaciones especiales de los patrones la seguridad social.

El PT pide incluir en la Ley Federal del Trabajo la palabra “trabajadores del hogar” y otorgar derechos. Movimiento Ciudadano también propone que los trabajadores del hogar sean afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En ese sentido, Morena quiere que el patrón inscriba al trabajador doméstico al régimen obligatorio del Seguro Social y al pago de cuotas obrero-patronales.

En tanto, en el Senado, el PT propone establecer que las trabajadoras y los trabajadores del hogar tengan los mismos derechos en materia de vivienda que el resto de la fuerza laboral. El PRD coincide en el acceso de los trabajadores del hogar a los beneficios del seguro social.

Por último, senadores de diversas bancadas propusieron definir tres modalidades de personas trabajadoras del hogar: las personas que trabajan para un patrón y residen en el domicilio; las que trabajan para un patrón y no residen en el domicilio, y las personas trabajadoras del hogar que tienen diferentes patrones y no residen en el domicilio de ninguno de ellos.