Hoy existe una fuerza laboral en crecimiento que necesita capacitación constante en nuevas competencias, pero esa educación complementaria ya no cabe en las aulas, ni esos estudiantes tienen el tiempo para volver a ellas. Hoy, las mejores universidades a nivel mundial buscan plataformas que sostengan estas necesidades y lleguen al mayor número de personas posible.

En esta búsqueda de alianzas, Coursera, la plataforma de educación superior en línea más grande del mundo, trabaja desde hace tres años con 11 socios universitarios de habla hispana como la Universidad de los Andes, la Universidad Austral, la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Universitat Autónoma de Barcelona y, en México, con la Universidad Nacional Autónoma de México y el Tecnológico de Monterrey.

Más de 6 millones de usuarios en América Latina

Desde el lanzamiento de Coursera en español, se han beneficiado más de 6.2 millones de personas en América Latina, explica Jeff Maggioncalda, CEO de Coursera, durante la nueva firma de convenio con las instituciones mexicanas. México destaca como el mercado con la expansión más rápida, con 1.7 millones de estudiantes registrados y un crecimiento de 60 por ciento desde principios del 2017.

En entrevista, Maggioncalda asegura que el beneficio de esta opción educativa es individual y se usa en distintas líneas, sin embargo “nos hemos dado cuenta de que nuestros estudiantes han obtenido beneficios tanto para su educación como para su carrera, pero sobre todo para comenzar negocios, esto en México ha pesado más en el público femenino incluso”.

Además, “la edad promedia de los estudiantes que usan estas herramientas es de 32 años, es decir son profesionales que trabajan y requieren de nuevas habilidades para promoverse o tener mejores sueldos”.

En una encuesta de la UNESCO que mide cuánta gente continúa su educación al nivel profesional, en países como Estados Unidos, alrededor de 86% de estudiantes continúa, en Europa es cerca de 90 por ciento, Rusia 80 por ciento, pero en México es 37 por ciento. “Esto nos habla de que la educación en línea es la manera en que el porcentaje que se queda fuera de las instituciones universitarias puede seguir aprendiendo y preparándose para competir en el mercado”.

El representante de Coursera dijo que las ventajas de estudiar de esta forma son muchas, entre ellas, el uso de la herramienta a través de teléfonos móviles, “esto lo hace más accesible aun, pues ya no se necesita una computadora”, además “puedes no pagar por el curso, hay muchos videos y material gratuito, el pago es si se requiere de la certificación, realizando además un test”.

“La respuesta ha sido asombrosa, el mayor número de estudiantes a través de Coursera está en Estados Unidos, seguido de India, China y, en cuarto lugar, México. Esto habla del impacto que hemos tenido. Queremos estar seguros de que las personas logran tener las herramientas que los empleadores necesitan, hoy por ejemplo, los empleadores en México buscan dominio de las herramientas computacionales, programadores de software y habilidades de gestión y liderazgo, por eso nos hemos asegurado de que haya oferta en este sentido dentro de Coursera y en español”.

La educación no presencial en México

El doctor Francisco Cervantes Pérez, coordinador de Universidad Abierta y Educación a Distancia de la UNAM y firmante de este nuevo acuerdo con Coursera, asegura que la educación no presencial en México tiene una tradición muy larga, “en la UNAM inicia desde 1972 cuando se crea el Sistema de Universidad Abierta, con un objetivo muy específico, ampliar la capacidad de esta institución para atender las necesidades de más mexicanos.

Desde ahí se empieza a romper la frontera del campus, con el avance de las tecnologías digitales, que se vuelven confiables y robustas. Con el avance de Internet de manera real, a finales de los años 90, el sistema cambia a Coordinación de Universidad Abierta y Educación a Distancia. En 2005 se tiene la primer carrera en modalidad en línea, que fue psicología y al día de hoy existen 21 carreras en línea y 23 en modalidad abierta, con alrededor de 35,000 estudiantes inscritos, que representan el 16% de la matrícula en licenciatura”.

Haciendo números en promedio, un profesor en activo podría impactar en 4,000 estudiantes en su carrera académica; hoy, con esta dinámica, ese profesor en menos de dos años tiene 100,000 estudiantes. En esta modalidad, tan sólo la UNAM ha atendido a casi 1 millón 800,000 personas.

Pero Cervantes asegura que ha sido una larga lucha, de entrada, para que la Secretaria de Educación Pública entendiera que la época ya no requiere educación 100% presencial. “En esta lucha empezamos a colaborar la universidad pública y privada, en particular con el Tecnológico de Monterrey, demostrando que la educación a distancia es una trayectoria diferente para una buena preparación profesional”.

Incluso en el 2007 estas dos instituciones fueron parte de la comisión que escribió los lineamientos y estándares necesarios para garantizar que la educación a distancia tiene calidad, “desde ahí aprendimos que podemos trabajar juntos en proyectos realmente importantes. De los documentos generados en ese grupo, son los que actualmente Conacyt utiliza para evaluar programas en modalidad a distancia e integrarlos o no al padrón nacional de posgrados de calidad”.

“Las necesidades de educación en este país son enormes y la educación pública sola no va a poder, sólo se podrá lograr mediante la articulación de esfuerzos entre gobierno, instituciones educativas públicas y privadas, sociedad civil y el sector empresarial”, aseguró.

Por su parte, José Escamilla, director de innovación educativa del Tecnológico de Monterrey, afirma que esta institución también tiene un camino de 30 años con la educación a distancia, “primero vía satélite y luego en línea, donde hoy se tiene una amplia oferta de cursos en línea para estudiantes de licenciatura, posgrados y educación corporativa”.

Escamilla explica que la educación de calidad, a gran escala y con bajo costo, es una triada muy atractiva para todas las universidades, “ésa es una de las razones de esta alianza, así más gente puede acceder a la oferta del Tecnológico, es una alternativa real”.

Lo nuevo

En un estudio comparativo, Coursera pudo identificar las principales brechas de habilidades entre diversos países, y encontró que los estudiantes en línea en México superan la media global de habilidades en finanzas (59% frente a 50% de la media mundial) y visualización de datos (58% frente a 50% de la media mundial), sin embargo, tienen áreas de oportunidad en temas como el aprendizaje automático (3% vs. 50% de la media global) e ingeniería de software (36% vs. 50% de la media global).

En los próximos meses estarán disponibles en Coursera más de 100 nuevos cursos en línea. Temas como “Introducción a la inteligencia artificial”, “Big Data” y “Globalización, crecimiento económico y estabilidad”, estarán disponibles en habla hispana.